local_offer Ser religiosa

Celebración de la reapertura del noviciado en Yaoundé (África Central)

C eventViernes, 30 Octubre 2020

Religiosas de la Asunción. Región de África Central. Noviciado de Santa Mª Eugenia. Yaoundé - Camerún 

“El Señor es bueno siempre”

El 10 de septiembre de 2020 es a partir de ahora una fecha muy importante en la historia de nuestra Región: la Reapertura del Noviciado.

Este gran acontecimiento se preparó muy bien por todas las comunidades de nuestra Región (hicimos una Novena a María Eugenia). La Novena nos ayudó a presentar juntas esta reapertura del Noviciado ante el Señor. Por eso elegimos el nombre “Noviciado de Santa María Eugenia”. Luego dedicamos este trabajo y su experiencia a Maria Eugenia, nuestra fundadora. La celebración comenzó el día anterior con el retiro de las seis novicias y su maestra de novicias.

Ese día, tuvimos una preciosa celebración eucarística con el Canciller de la archidiócesis de Yaoundé; el Padre François Xavier.

En su homilía, el Padre aconsejó a las novicias que tengan amplitud de mente, sean libres y ligeras de equipaje. Que puedan recibir la formación e incorporarla en su vida. Les invitó a no tener miedo, sino a vivir en verdad, fe y esperanza.

Después de la homilía, bendijo primero a Françoise (la maestra de novicias); y después, bendijo también a las novicias.

Françoise se levantó y puso de pie a cada novicia, simbolizando la acogida, la hospitalidad y el compromiso de caminar junto a cada una de ellas.

Este es un elemento extraído de la cultura que significa que, al comienzo de un nuevo año, los padres bendicen y dan la bienvenida a sus hijos.

Estos fueron los gestos más importantes durante la celebración. Después de eso procedimos con la misa.

Fue una celebración muy bonita. Las novicias estaban realmente felices. Preparadas para la nueva experiencia con Dios y con las hermanas.

Esta celebración fue también el comienzo del camino hacia la consagración al Señor. Por eso las novicias escribieron esta oración:

 

Señor, te damos gracias por la presencia del noviciado en nuestra Región. Es una gracia formarnos en un contexto que es el nuestro y el de toda la congregación.

En este día de reapertura, nos damos cuenta de lo que queremos vivir en esta comunidad del noviciado. Queremos vivir este tiempo como un tiempo para volver sobre nosotras mismas, para despojarnos de nuestro hombre viejo y revestirnos del nuevo. Es un tiempo de renovación interior, de conversión personal.

Llénanos de una gran libertad de espíritu que nos hará abandonarnos a la divina providencia y nos abrirá a la novedad que, con sencillez, nos aportan nuestras formadoras. Queremos buscar siempre y cada vez más, la paz interior  en nuestra relación con Dios, con los demás y con nosotras mismas. Queremos dar un paso hacia Dios respetando y poniendo en práctica los medios que la comunidad nos dará para promover este encuentro en el silencio, la escucha y el recogimiento. Queremos acercarnos más a ti, recorrer el camino de la fidelidad, atentas y sensibles a tu Palabra que nos convierte y transforma nuestra vida siguiendo los pasos de nuestra fundadora y patrona, la Madre María Eugenia.

Como María, confiamos en tu gracia, tu bondad y tu infinita misericordia. Amén

Noviciado de Santa María Eugenia