local_offer Educación

La herencia de María Eugenia en mi vida

L eventMiércoles, 14 Abril 2021

Querida Santa Madre María Eugenia:

Si pudiera tener una conversación contigo seguramente encontraría algunas respuestas… Aunque también creo que no tendría las palabras suficientes para decirte cuánto me has inspirado, para contarte cuántas veces “tus frases” han resonado en mi mundo, en el mundo.

Definitivamente una de las preguntas que te haría sería esta:

¿Qué fue lo que hiciste durante tu vida, para que doscientos años después de tu nacimiento, en un Rincón de San Ildefonso (Amealco), una señora tenga una estampilla tuya un poco desgastada? Y lo que es aún más sorprendente que una joven misionera la encuentre, la tome y le diga a la señora “venimos de su parte”.

Probablemente tu respuesta sería: “Amé mi tiempo, lo comprendí y lo sentí, eso me llevó a comprometerme al servicio del Reino”.

Si te soy sincera, muchas veces no entiendo este tiempo que me ha tocado vivir. La incertidumbre ha formado parte de mi día a día, y lo único que tengo seguro es el hoy. Pero creo, como tú, que vale la pena gastar mi vida para la construcción del Reino. A veces mi falta de experiencia, mi desconocimiento me hace dudar. Sin embargo soy testigo de cómo la educación transforma la sociedad, miro aquello que has logrado con ayuda del Señor y la comunidad de hermanas, y mi fe en la extensión del Reino crece.

Gracias por hacerme creer en la educación como un medio para transformarme, como una acción concreta para responder a la llamada de Cristo.

Gracias por enseñarnos cómo podemos construir comunidad.

Gracias por demostrarme que lo que hace crecer, lo que coordina todo lo aprendido, es una filosofía, es la pasión del Amor.

Gracias porque a pesar de todas las dificultades “ninguno de tus esfuerzos fue el último”.

Atentamente:

Una ex-alumna Asunción, futura educadora. Margarita Ruiz.