local_offer Ser religiosa

Nuestra alianza con Dios

N eventViernes, 14 Mayo 2021

Original : francés

Ver las fotos

Queridos hermanos y hermanas, amigos de la Asunción y familiares, que la alegría del Resucitado y todas sus bendiciones permanezcan con vosotros. Para nosotros, esta alegría se entremezcla con la de ver a nuestras tres hermanas, Céline del Niño Jesús, Christine de Jesús Salvador y Marie Rose del Sagrado Corazón de Jesús, pronunciar sus votos perpetuos, y a dos hermanas, Immaculata María del Santísimo Sacramento e Illuminatha María de la Trinidad, celebrar la fidelidad de Dios en sus vidas durante estos 25 y 50 años en la Asunción.

De hecho, la pandemia de COVID-19 ha generado muchos cambios en nuestros hábitos, en nuestra planificación. Hemos aprendido a hacer las cosas de forma diferente despertando en nosotras un espíritu creativo, aprovechando las oportunidades que estos cambios nos brindan. Por ejemplo, la provincia de Ruanda Chad había anunciado la celebración de profesiones perpetuas y jubilaciones el día 27/12 de 2020, pero debido a las medidas impuestas por el Estado para limitar la propagación del COVID-19 esta celebración se retrasó.

Aquí en Ruanda, cada 15 días se renuevan las medidas para adaptarse a la evolución de la pandemia. Estábamos atentas para ver si nos daban permiso y vivir estas celebraciones en público, pero la situación empeoraba. Después de tres meses de espera, con la flexibilización de las medidas de protección y el permiso de nuestros obispos para celebrar los sacramentos y las profesiones incluso durante la Cuaresma, nos sentimos llenas de entusiasmo con el anuncio de la tan esperada celebración: Este es el día que hizo el Señor.

Con los pocos días que nos quedaban por delante, se tenían que hacer preparativos. Mientras la organización de la fiesta continuaba en Rwaza, nuestras hermanas que iban a hacer los votos y jubileos se retiraron a la casa de caridad de REMERA RUHONDO, un lugar muy tranquilo y reposado, con una naturaleza agradable que invita a la contemplación y a la oración. Tuvimos una maravillosa celebración en la que fuimos testigos de la fidelidad de Dios con nuestras hermanas por su compromiso con Él. Mons. Vincent, obispo de la diócesis de Ruhengeri, donde se encuentra la comunidad de Rwaza, con un buen número de sacerdotes, presidió la Eucaristía cumpliendo las medidas de protección contra el COVID-19. En su homilía y palabras de agradecimiento, el obispo evocó ante los presentes el significado de la consagración religiosa. Nos recordó que Dios no elige a los que se muestran fuertes y poderosos, sino que siempre se sirve de los más humildes e incluso de nuestras debilidades para actuar en nosotros... nos exhortó a poner nuestro orgullo sólo en Dios. También agradeció a las Religiosas de la Asunción su misión en la diócesis y en otros lugares, especialmente por la educación de las jóvenes para el mundo y por  la familia del mañana. Hablando de nuestra escuela: Groupe Scolaire Notre Dame des Apôtre de Rwaza, continuó su agradecimiento nombrando a tantas religiosas y mujeres en la vida del país que han salido de GSNDA RWAZA. También expresó su alegría por la reciente apertura, en la misma diócesis, de la nueva comunidad de postulantes de MUSANZE. Por la pandemia, no se celebraron los festejos habituales tras la celebración eucarística.

 

Damos gracias a Dios porque todo salió muy bien y porque nuestras familias, amigos y parientes estuvieron representados. En la entrega al Esposo, muchas hermanas de la provincia acompañaron presencialmente a nuestras hermanas en su ofrenda total a Cristo y en el reconocimiento de su fidelidad. Damos las gracias a todos los que, de una forma u otra, nos han apoyado. Que Dios continúe lo que ha comenzado en cada una de nosotras

Y especialmente en nuestras hermanas que nos han ofrecido, a través de esta celebración, la oportunidad de renovar, a la vez, nuestra alianza con Dios.

Hna. Marie Rose