local_offer Jóvenes

Encuentro Nacional de hermanas de la pastoral en la India

E eventMiércoles, 08 Diciembre 2021

El 4 de agosto de 2021 se organizó el Encuentro de pastoral para todas las hermanas de la Provincia de la India. Todas las hermanas de los cuatro estados de la India [excepto algunas que no pudieron] se reunieron on line por Google meet. Veronique, archivista de la Congregación, aceptó con alegría nuestra petición de ser la persona-recurso para ese día. Como organizadora de la reunión, Deepti Srankal dio la bienvenida extraoficialmente a Veronique y a todos los miembros. Invitó a Vimala, superiora de la comunidad de Patna, a hacer una breve oración. Divya, de la comunidad de Calicut, dio la bienvenida oficial a todos los que se unieron a la reunión desde todas nuestras comunidades.

Veronique Nos presentó reflexiones informativas, inspiradoras y estimulantes sobre Santa María Eugenia y la misión pastoral de la Congregación.  

Destacó algunas de las características importantes del ministerio pastoral en la época de Santa María Eugenia. En la época de María Eugenia no se hablaba de "ministerio pastoral" como ahora, pero María Eugenia conectó el ministerio pastoral con "nuestra misión" como religiosas y como educadoras.

Ante todo, Santa María Eugenia hablaba de compartir y de servir a la gente. Reiteraba la importancia del servicio a los "pobres", teniendo en cuenta los diferentes tipos de pobreza que sufren las personas: la pobreza material, la espiritual y la moral. Recordó que si "experimentamos esta pobreza en nuestra vida, en nuestras condiciones de vida, será más eficaz servir a la gente y compartir la vida con ellos". Este "servir y compartir" es un aspecto de la actividad pastoral. Por ello, también debemos reconocer la singularidad de cada persona con el máximo respeto. Comparó la singularidad de las personas con la variedad de flores que tienen diferentes colores y fragancias. Estamos llamadas a ser servidoras, hermanas y amigas de la gente. Esto implica que tenemos que entender la vida de la gente, conocer su situación y estar con ellos en sus penas y dolores. 

Articuló muy claramente que nuestro trabajo pastoral también tiene sentido para nuestras propias actitudes hacia la gente. Tenemos que descubrir el don de la gente, estar cerca de las personas para formarlas en un buen carácter y conocerlas personalmente. Ellas mismas son responsables de su vida, pero nosotras sólo estamos para acompañarles en su búsqueda y proporcionarles los espacios adecuados para crecer en su vida.

Dando importancia a la singularidad de cada ser humano, respetaremos su forma de relacionarse con Dios, permitiremos que piensen por sí mismos, que actúen por sí mismos, que puedan hacer elecciones con convicción y que decidan cómo ser útiles para la sociedad. También permitir que las personas desarrollen su capacidad de compromiso. Este es un proceso largo.

Santa María Eugenia nos animó repetidamente a desarrollar una actitud positiva hacia todos,  ver la "bondad" en todos. Dice que incluso en la peor persona hay algo bueno.  Si uno no es capaz de reconocer el "bien" en los demás, tiene que examinarse a sí mismo, sus ideas y pensamientos.

 Recomendó a las hermanas desarrollar el hábito de preguntarse cada noche "¿qué hay de bueno en cada uno de los alumnos? "Tenemos que ayudarles a desarrollar sus talentos, acompañar su crecimiento... Son responsables de su vida. En nuestras escuelas debemos formar "mujeres" (no hacerlas religiosas) prepararlas para las realidades de la vida, escuchar a las alumnas, estar cerca de ellas, cuidarlas pero dejarlas crecer por sí mismas. Dijo que no es necesario hacerlo todos los días, sino hacerlo discretamente de vez en cuando. Necesitamos decir palabras valiosas en nuestra conversación con la gente y ser extremadamente cuidadosas con lo que hablamos y cómo lo hacemos.  Hace falta "silencio", decir sólo palabras útiles y tener cuidado con lo que decimos.

Tenemos que tener una visión clara del mundo. Entender cómo vive la gente, sentir con el corazón, la afectividad, la compasión. Tenemos que mirar las situaciones con inteligencia y compasión, ambas iluminadas por el Evangelio.

Cuando Santa María Eugenia descubrió a Jesús y su Amor pudo decir "el mundo no es lo suficientemente grande para mi amor". El amor de Jesús es mucho más fuerte que cualquier amor, debemos amar a todo el mundo y Cristo puede darnos este regalo del amor para estar cerca de personas que no conozco. Una vez más, como dijo María Eugenia, "ninguno de nuestros esfuerzos debe ser el último... nunca digas: Basta".

Un último aspecto del pensamiento de María Eugenia sobre el trabajo pastoral es sobre la comunidad.      Cuando estamos en la misión pensar que somos enviadas por la comunidad y cada una tiene su propio papel, reconocer, aceptar, acoger y abrazar los dones de cada persona. Hoy hablamos de colegialidad y sinodalidad. Tenemos que consultar a los demás, aceptar el consejo de los demás para ser más eficaces en la misión.

Hubo tiempo de aclaraciones a partir de las reflexiones de Veronique. Nuestras hermanas quedaron impresionadas por su charla y les gustó mucho. Todas expresaron que fue magnífica e inspiradora. Algunas de las hermanas compartieron que es la primera vez que oímos que la pastoral es tan amplia, profunda y vasta y que todas las comunidades están implicadas en ella porque solíamos pensar que la pastoral es sólo lo que llamamos trabajo parroquial pero es todo lo que hacemos y también es en gran medida comunitario.

 La reunión terminó el agradecimiento expresado por Marykutty de la comunidad de Chepparamba. Todas las comunidades, excepto Harnaut, participaron en la reunión con gran interés y entusiasmo.  Deepti, de la comunidad de Rajodi, animó la sesión. Había enviado y recordado muchas veces el orden del día para una mejor participación. Me quito el sombrero ante todas - Provincia de la India.

Misión Pastoral Nacional de la Provincia de la India [agosto 2021]

Marykutty, Vimala y Deepti