local_offer Jóvenes

Este verano, en Lourdes...

E eventLunes, 26 Septiembre 2022

Voir les photos

Peregrinos, enfermos o trabajadores de hospitales: más de 4000 personas acudieron a Lourdes para la 149ª Peregrinación Nacional organizada por la familia de la Asunción, entre el 11 y el 16 de agosto de 2022. ¡La alegría de estos días de oración, reuniones y encuentros múltiples a los siguientes años después del covid!

Para esta peregrinación de 2022, nuestro congregación respondió "con una presencia" a la invitación Del Padre Vincent Cabanac, AA, director de la Peregrinación Nacional. Varias de nosotras nos comprometimos en diferentes servicios. Cada una pudo encontrar su lugar según su edad, sus talentos y sus deseos.

Gracias a la Hermana Laure por estar al servicio de los peregrinos enfermos en el comedor de la recepción de Notre Dame.

Gracias a la Hermana Corinne por su servicio a una peregrinación de niños : la "peregrinación del descubrimiento" para niños de 6-7 años.

Gracias a la hermana Françoise por su servicio en el coro que dirigió las celebraciones.

Gracias a la hermana Bernadette por su servicio en el Camino de los Signos de Lourdes.

Gracias a la hermana Annick por su servicio en la carpa de la escucha.

Gracias a la hermana Marie-Jeanne por su servicio en el rosario en la gruta.

Gracias a las hermanas Anne, Anne-Flore y Marie-Geneviève por la propuesta de conferencia-taller sobre la esperanza, la educación de la Asunción y la interioridad respectivamente.

Gracias a todas las hermanas de la comunidad de Lourdes, Danielle, Sylvie, Anne-Marie y Mary-Cecilia que nos acogieron con tanto cariño.

Gracias a cada uno de los que pudieron vivir por su servicio y su peregrinación de corazón

 

¿La dinámica espiritual de la peregrinación ? Todo un programa : "Con María, seamos testigos de la esperanza". Cada día descubrimos una dinámica especial, donde las conferencias, los testimonios, las veladas y las celebraciones enriquecieron el proceso. Monseñor Aveline, arzobispo de Marsella -y pronto cardenal- presidió la peregrinación. He aquí algunos extractos de sus homilías:

Día 1: Habla, tu siervo escucha" 1 Sam 3:10

"...En el umbral de nuestra peregrinación, hagamos nuestra la disponibilidad del joven Samuel, aprendiendo del anciano Elí la única respuesta adecuada, tanto para nuestra vida personal como para nuestra Iglesia, la de la disponibilidad a la palabra de Dios, la de la confianza en su llamada: "Habla, Señor, que tu siervo escucha". Y aquí, en Lourdes, fue la misma Virgen María la que vino a enseñar a la joven Bernadette esta disponibilidad del corazón que es la única que permite a la palabra de Dios sembrar nuestras vidas y darles fruto uniéndolas a la vid que es Cristo. Porque sin él, no podemos hacer nada. San Marcos, y es el único evangelista que escribe su relato de este modo, ha ambientado la escena de la tormenta calmada a continuación de una larga jornada en la que Jesús ha predicado la Palabra de Dios, apoyándose en la parábola del sembrador. Como para decirnos a los discípulos que no les bastaba con escuchar al Maestro, sino que aún debían descubrir concretamente la fuerza de esta palabra, sembrada en ellos, que requería su confianza y su esperanza ante los peligros de la vida...".

 

Día 2: "Vete, tu fe te ha salvado" Mc 10,52

"...Hoy, hermanos y hermanas, en este nuevo día de nuestra peregrinación, estamos con María y Bernadette ante la cueva de Massabielle, como los discípulos y la multitud ante las murallas de Jericó. Cristo está ahí, como un manantial de agua viva que espera ser revelado, cuando las manos de Bernadette, desafiando los muros de la incomprensión, obedecen a la Señora y escarban la tierra con los dedos de la fe. Hoy, ante esta fuente, oímos al Señor preguntarnos personalmente a cada uno de nosotros: "¿Qué quieres que haga por ti? Tenemos todo el día para responderle, e incluso toda nuestra vida, pero reconozcamos primero que esta pregunta es desafiante, ¡cuando Dios mismo está dispuesto a escucharnos! ¡No faltemos a esa cita!

Día 3: "El reino de Dios esta cerca de vosotros" Lc 19,9

"...Para demostrar esta bondad de Dios, María se acercó a la roca de Massabielle, hablando con respeto a la sencilla Bernadette, y luego le pidió que se acercara también cruzando el Gave. Y desde entonces, las multitudes que vienen aquí en procesión entran en el misterio de esta cercanía donde cada persona, sea cual sea su salud, sean cuales sean las dificultades, fracasos o sueños de su vida, se sienten unidas por la esperanza y encuentran el hilo de su vocación bautismal. Esta vocación puede expresarse de muchas maneras, en el matrimonio, la vida religiosa, la vida consagrada, en el ministerio sacerdotal: no importa. Ninguna vocación es mayor que las otras, ninguna puede vivir sin las otras, y ninguna tiene el monopolio de la santidad. Sin embargo, todos somos responsables de la calidad de la respuesta de los demás a la llamada del Señor, y debemos, como el propio Jesús pedía a los que enviaba en misión, rezar al Señor de la mies "para que envíe obreros a su mies"...

Día 4, Fiesta de la Asunción: María, Madre de todos, es un signo de esperanza

"...Isabel, confirmando a María en su fe, hizo florecer en sus labios el conmovedor canto del Magnificat, y nosotros, en la escuela de nuestra Madre, podemos alabar a Dios por su inclinación hacia los pobres y humildes. ¡Este es el secreto "asombroso" del Magnificat que todos los "peregrinos de la esperanza" meditan en su corazón, especialmente aquí, con los enfermos, ante la Gruta de Massabielle! Dios derriba del trono a los poderosos de sus tronos, colma a los hambrientos de bienes. Al inclinarse sobre su humilde sierva, revela Dios su preferencia, por los más pobres. Jesús diría más tarde: "Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra, si, has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a los pequeños"...

Día 5: "Nos es imposible callar" Hechos 4:20

"...Nosotros también, cuando venimos a Lourdes, llegamos a un lugar, y nos gusta regresar allí y volver. Tal vez porque, más o menos veladamente, hemos descubierto que este lugar crea vínculos, que este lugar teje lazos, entre nosotros por supuesto, pero aún más con Cristo, gracias a María y a Bernadette. También María Magdalena buscaba un lugar: "Si te lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo recogeré", le dijo al hombre que no contestó, sino que la llamó por su nombre: "¡María! El Buen Pastor, había dicho Jesús, conoce a cada una de sus ovejas por su nombre, pues es el vínculo lo que prima sobre el lugar. María Magdalena empieza a entender. Le gustaría abrazarlo y guardarlo para sí, pero el Señor le envía una misión: "Ve a mis hermanos y diles que subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios”. Y aquí está esta mujer, que antes estaba tan abatida, ahora se convierte en el primer testigo del Resucitado. He aquí a la antigua pecadora encargada de anunciar el Evangelio a los propios apóstoles. ¡Miserando atque eligendo! (compadeciéndose y eligiendo)

 

Nos vemos en 2023, en Lourdes, para la 150ª Peregrinación Nacional...