local_offer Espiritualidad

Indicios de la naturaleza en el Adviento

I eventLunes, 17 Junio 2024

"¡Mira, mi primera jacaranda de la temporada!" le dije a la hermana que me acompañaba mientras salíamos de Nairobi hacia nuestra comunidad en el siguiente distrito de Machakos. "Sí, es el Adviento", respondió. Había olvidado que aquí, en África del Este la floración de la jacaranda es señal de que se acerca el Adviento. El verano llega en los últimos meses del año y la jacaranda florece a pleno sol y con calor. Entonces es cuando la jacaranda cubre espléndidamente su amplia copa de diez a quince metros con un intenso despliegue de flores de color púrpura-azul. Pensé: qué hermoso signo de esperanza y promesa para todo lo que significa el Adviento. La espera y la expectativa de Aquel que trae la salvación, la vida, la libertad a un pueblo que camina en las tinieblas de la violencia, de la corrupción, que lucha por la vida. Leí la promesa de Dios en Isaías:

No se oirá más en tu tierra: ¡violencia!, ni dentro de tus fronteras: ¡Ruina, destrucción!; tu muralla se llamará: Salvación, tus puertas: Alabanza. Ya no te será el sol tu luz en el día, ni te alumbrará la claridad de la luna; será el SEÑOR tu luz perpetua, y tu Dios será tu esplendor; tu sol ya no se pondrá ni meguará tu luna, porque el SEÑOR será tu luz perpetua y se habrán acabado los días de tu luto....( Isaías 60:18-20)

Pienso en la jacaranda mientras busco signos de esperanza, de semillas del Reino que crecen en la sequía de la estación seca que se avecina. Escucho la radio y oigo a ciudadanos que tienen información, debatir sobre la corrupción, la aplicación de los elementos progresistas de la Constitución de Kenia. En un seminario web, empiezo a ver a jóvenes estableciendo redes para oponerse a la política que se apoya en las divisiones étnicas. Veo que hombres y mujeres de a pie empiezan a hablar de lo que creen. Se preguntan ‘harán falta mil años para lograr el cambio’

Un árbol de jacaranda tarda veinte años en alcanzar la madurez... sobre todo si se le planta cuando es una semilla. Las jacarandas están floreciendo... el tiempo de la maduración del Reino llegará... esa es la promesa inquebrantable del Adviento. el Señor será tu luz perpetua y se habrán acabado los días de tu luto.