local_offer Religiosas

La alegría de la Provincia de la India

L eventMiércoles, 17 Julio 2024

El 8 de diciembre, la Iglesia celebró la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, nuestra madre; el día en que celebramos la inocencia y la pureza, el día en que celebramos la santidad de nuestra madre cuya vida entera fue un "SÍ" constante a la voluntad de Dios. Mientras nos regocijabamos celebrando a nuestra Madre María, la provincia de la India ha visto redoblada su alegría cuando su hija, Sor Ansuli Narzari, ha dicho "SÍ" a la llamada de Dios pronunciando sus votos perpetuos.

Es un día de gran alegría y regocijo en la Congregación cuando una hermana pronuncia sus votos perpetuos. Nosotros, la provincia de la India, tuvimos la gran alegría de que la Hna. Ansuli Narzari pronunciara sus votos perpetuos. Tuvimos una solemne celebración Eucarística celebrada por el párroco, Rev. P. Michal Bensade SDB. Muchos sacerdotes, religiosos, miembros de Asunción Juntos, feligreses y familiares de la Hna. Ansuli estuvieron presentes en esta ocasión. La Santa Misa comenzó con la danza de entrada de nuestras candidatas, postulantes y novicias. Para la Misa solemne, como parte de la cultura india, tres de las postulantes hicieron el ARRATI. Después de la celebración de la Santa Misa tuvimos juntos la comida de confraternidad. Como el CPP estaba previsto para el día siguiente, las superioras de todas las comunidades estuvieron presentes en la profesion.  Tuvimos una bonita celebración en este día tan importante en la vida de la Hna. Ansuli y de la provincia de la India.

Para la Hna. Ansuli, fue un día de gran alegría y felicidad, ya que se cumple su sueño de seguir a Cristo en la Congregación de la Asunción. Nos unimos a Sor Ansuli para dar gracias a Dios por el don de la vocación que ha recibido y por nuestras propias vocaciones a la Asunción.

La Hna. Ansuli Narzari comparte su experiencia a continuación:

"Mi alma glorifica al Señor".

"Hoy mi corazón se regocija con el Señor y con el pueblo de Dios en la iglesia con mucha alegría, paz y amor rodeada de mis hermanas, sacerdotes, familiares, profesores y amigos. Hoy he sentido que soy muy especial porque, ante Dios Todopoderoso y Su pueblo, he sellado un pacto de amor con el Señor para siempre para vivir plena y totalmente para Su misión. Ahora soy plenamente Su sierva Estoy muy agradecida a Dios Todopoderoso por su amor incondicional y su acompañamiento a lo largo del camino con mis altibajos hasta llegar al gran día de hoy de mi profesión perpetua. Agradezco también a todas mis hermanas por su oración, amor, cariño y apoyo para cumplir con mi sí total a Dios. Estoy realmente muy feliz hoy porque todo salió bien por la gracia de Dios. Todo estaba bien preparado por todas nuestras hermanas. Me sentí como en mi tierra natal cuando honré a los sacerdotes y a mis hermanas dándoles el "Aronai" (un paño especial que se pone alrededor del cuello) que es muy especial para mi cultura en el estado de Assam. Mi hermana y mis primos estaban presentes en la ceremonia con nuestros trajes tradicionales, lo que también duplicó mi alegría. En un momento vi a mi hermana disfrutando al ver lo mucho que me querían y me preparaban las hermanas, los sacerdotes y los amigos, y me hizo pensar en mis propios padres. Ellos también se sentian muy contentos al ver lo mucho que me quieren mis hermanas religiosas y el pueblo de Dios. Así que me emocioné en ese momento y mi corazón estaba muy alegre. Aunque mis padres no pudieron asistir a la ceremonia, pude sentir el calor de sus bendiciones.

Para prepararme a comprometerme plena y totalmente con Dios tuve la oportunidad de estar a solas con el Señor a través de un retiro guiado por el P. Patras Kujur SJ en el Seminario Papal de Pune. Sus reflexiones y acompañamiento me ayudaron a entrar en este gran acontecimiento de mi vida. Fue realmente un tiempo para descubrirme a mí misma y a Dios y lo cerca que estoy de Dios. He descubierto que Dios me ama tanto y yo también le amo con todo mi corazón, por eso me ha elegido como su sierva para trabajar en su viña. Siento que estoy lista para comprometerme después de haberme preparado muy bien espiritualmente''.