local_offer Religiosas

Provincia AO: Votos perpetuos de Sor Marie-Josée GOSSE

P eventMiércoles, 14 Abril 2021

Provincia AO: Votos perpetuos de Sor Marie-Josée GOSSE

El domingo 17 de enero de 2021 en Abidján (Costa de Marfil) tuvimos la gran alegría de participar en la profesión perpetua de nuestra hermana Marie-Josée con una celebración Eucarística presidida por su eminencia, el cardenal Jean Pierre KUTWA. ¡Y durante la misma compartió con nosotros su caminar y su alegría de pertenecer a Cristo en la Congregación!

Marie-Madeleine

 

Compartir de la Hermana Marie-Josée

Quiero compartir mi trayectoria y para ello me voy a servir de cinco puntos: la vocación, el caminar con las Religiosas de la Asunción, la formación, mi misterio y mi palabra.

Mi vocación comenzó cuando estaba en clase en el Curso Medio. Me dejé llevar por la generosidad y la sencillez de un religioso que vino a ver a uno de nuestros vecinos que tenía una discapacidad física. Así es como nació en mí el deseo de convertirme en religiosa. Pero mis hermanos no se lo tomaron en serio. En un momento dado, acabé creyendo que no era mi camino.

Mi camino con la Asunción, se remonta al 1 de enero de 2006, proyecté conocer a una familia con la que pensaba caminar. Pero, para mi gran sorpresa, las cosas no salieron como yo imaginaba. Diré que esta sorpresa me facilitó la elección. De hecho, en esa misa, sólo encontré una familia religiosa representada por la hermana Guillemette, religiosa de la Asunción. Y a partir de entonces me quedé con las Religiosas de la Asunción.

Durante la etapa de formación, descubrí que la verdad libera, que juntos somos fuertes e inteligentes; la importancia de la oración por encima de todo, el don de sí misma sin reservas que es una forma de devolver a Dios lo que nos ha dado. 

Mi misterio. La experiencia del noviciado, una etapa de formación, me valió la elección del misterio de la Cruz. Comprendí el 14 de septiembre de 2013 que el amor es libre y que ese amor puede ser aceptado y también rechazado. Esta experiencia me hizo superar las contradicciones de la vida cotidiana. En ese día, alabé al Señor por esa experiencia que me permite estar con otros aquí donde estoy.

Mi palabra: "... El Me ha hecho misericordia ..." 1 Tim 1,3.

Mirar mi vida desde la infancia hasta hoy me hace decir que mi vida es una acción de gracias al Señor por que me ha mirado. Después de los votos, me sorprendió descubrir algunas de mis incapacidades, lo que me desanimó mucho. Pero Dios me ha devuelto la vida hasta el punto de decir sí para siempre, hasta la muerte en la Asunción. Mi palabra ha nacido de esa fuerte experiencia: El me ha hecho misericordia, sí, el Señor me amó como soy y por este amor nunca me abandonó. Como testigo de la misericordia del Señor conmigo, quiero vivir esta misericordia con mis hermanos y hermanas.

 Que el Señor bendiga a nuestra Congregación y nos dé muchas y santas vocaciones. Coincidiendo con nuestro deseo, al final de la misa, el cardenal pidió que todas las jóvenes que tuvieran menos de 25 años, se levantarán y  les dirigió este mensaje. "Que la que siente la llamada a consagrarse a Dios en la vida religiosa responda valientemente a la llamada".