local_offer Religiosas

Provincia de África del Oeste: La lectura espiritual, ¡un pilar de la vida contemplativa en la Asunción!

P eventMiércoles, 10 Agosto 2022

Acabo de leer "Au gré de sa grâce",(A merced de su gracia) un libro sobre la oración de André Louf. Este es un libro que me ha gustado mucho. Mientras lo leía me conmovió profundamente y me sentí cogida desde lo mas profundo de mi interior. La experiencia de interioridad de André Louf es muy llamativa. En efecto, André Louf nos dice que hay inmensidades, continentes dentro de nosotros y en estos continentes es fácil perderse. Pero cuando leemos este libro, lo encontramos en nuestro interior

El "hombre interior", la fuente profunda de nuestro ser, que para André Louf es el lugar de Dios, el reino de Dios en nosotros. Este libro es muy sencillo a pesar de la seriedad de los temas abordados por el autor, un hombre culto y un hombre interior. Con él redescubro qué es la lectura espiritual y cuáles son sus objetivos. Entiendo por qué Santa María Eugenia era tan partidaria de esta práctica y la incluyó en los "no negociables"... De hecho, he experimentado que la lectura espiritual es uno de los pilares de la vida contemplativa porque juega un papel importante en nuestro crecimiento espiritual, que no es otro que el crecimiento de la fe, la esperanza y la caridad. Me doy cuenta de que nuestro Dios es a la vez el Dios cercano y el Incognoscible. Por eso, si no alimentamos suficientemente nuestro conocimiento de él, nuestro amor se enfriará y se apagará y no crecerá ni se fortalecerá.  Hoy, con André Louf, atestiguo que, sin una lectura espiritual regular, difícilmente avanzaremos en el camino que lleva a Dios. Cuando descuidamos este ejercicio espiritual, lo sentimos inmediatamente: "se hace más difícil vivir en la Presencia de Dios y la oración se llena de distracciones". ¿Medimos siempre la importancia de esta práctica en nuestra vida espiritual? Soy muy consciente de que las limitaciones de la vida cotidiana hacen que ésta corra el riesgo de quedar encerrada, ahogada por tantos elementos, actividades y ocupaciones que parecen oportunas o urgentes en ese momento.

¡Qué maravilloso testimonio! Me ha conmovido y cogido la manera en la que este hombre habla de la conversión, de la gracia de Dios y, sobre todo, de la interioridad. Invito a todos a leer: "Au gré de sa grâce" (A merced de su gracia) de André Louf, tiene una profundidad inmensa.  

 

La Hermana Yvette MONEMOU R.A