local_offer Religiosas

Provincia de Asia Pacífico: Nuestro "Kumustahan" con Rekha y su Consejo General “Asunción Juntos - Filipinas”

P eventLunes, 27 Mayo 2024

Finalmente:  Sábado, 2 de octubre de 2021.  El día amaneció brillante y claro. 

Tras meses de planificación, semanas de invitación y días de ultimar detalles, “Asunción Juntos Filipinas“ (ATP) conseguiría sentarse con Rekha y algunos miembros de su Consejo General.  Y ese fue el "plus" que tuvo la Asamblea de ATP: La presencia de Rekha. 

El Equipo Motor de AT (ATCT) diseñó a propósito la asamblea de esa tarde para que se pareciera a un "Kumustahan", el término de la ATCT para nuestras reuniones de zoom con las diversas comunidades de AT de todo el país.  Un Kumustahan suele comenzar con una oración, luego un intercambio de saludos cordiales que da paso a un vídeo que contiene una pregunta para reflexionar. Tras unos minutos de reflexión, el grupo comparte sus ideas personales entre sí o, si el grupo es numeroso, se divide en grupos para hacer lo mismo, asignando a un secretario para que haga el resumen.  Todo el Kumustahan termina con un miembro del equipo motor de AT que sintetiza la experiencia.

Queríamos que Rekha y su Consejo experimentaran lo que era una reunión de AT Kumustahan.  Y así fue, ¡por la gracia de Dios!  Se preparó especialmente para esa tarde un video cuyo tema estaba centrado en la Historia y la Vida de “Asunción Juntos” en la Provincia. Rekha,  Isabelle y Martha formaban parte de los diferentes grupos de trabajo y tuvieron la oportunidad de saborear los intercambios que se dan en un Kumustahan. 

La pregunta planteada al final del vídeo de esa tarde era sencilla: "Como laico o religiosa, ¿cuál ha sido el impacto de mi relación con la Asunción, en mi vida?"  Cinco miembros de AT, tres laicos -que representan a los tres grupos de las islas más grandes del país- y dos religiosas de la Asunción, compartieron sus reflexiones.

En resumen, compartieron cómo la vida comunitaria en la Asunción nutre su espiritualidad. Esta Espiritualidad les sostiene para enfrentar los desafíos de la vida, especialmente durante la pandemia.  Esta espiritualidad da también a las Antiguas Alumnas la dedicación y la pasión para realizar su misión.

Siendo esta su primera experiencia de un Kumustahan, Rekha, Isabelle y Martha respondieron con comentarios muy cálidos, inspiradores y positivos.   Martha comentó que es un gran regalo que los laicos y los religiosos se afirmen y complementen en sus respectivas vocaciones. También dijo que aunque el Kumustahan había sido virtual, parecía un Congreso. Isabelle expresó su asombro por el compromiso social que los laicos de ATP tenían en sí mismos y que con generosidad, creatividad y algo de audacia, ATP puede ir aún más lejos -- pero hacerlo, juntos y con oración. Rekha señaló que ATP es un regalo especial para la familia de la Asunción, que hace la vida más llena de gracia.  Continuó diciendo que los laicos y las hermanas tienen la misma vocación de ser discípulos de Cristo, pero de dos maneras diferentes que se complementan y que la reciprocidad entre ambos es una fuente de alegría y de vida.  Sin embargo, lo que dejó huella y resonó en muchos miembros de la ATP fue su reformulación de una tradición asiática: "Si sientes dolor en tu cuerpo, estás vivo.  Pero si sientes el dolor del otro, eres humano.   Si sientes la necesidad de hacer algo para disminuir el dolor de los demás, eres un discípulo de Jesús. Si sentís que lo que habéis hecho para disminuir el dolor de los demás no es suficiente, entonces sois hijos e hijas de Santa María Eugenia, como dice Santa María Eugenia: ‘el amor nunca dice: ya he hecho bastante’. El amor es creativo y exigente.   Gracias por ser discípulos alegres y fieles de Santa María Eugenia".

Muchos de los miembros de AT escribieron sentimientos similares en el chat: "Que fue una tarde inspiradora, preciosamente empleada y que valió la pena la hora y media"; "Nuestros corazones están llenos. Ahora somos enviados. Gracias a Rehka y al Consejo"; "Agradecidos por el regalo de la comunidad"; "Un precioso encuentro- una auténtica comunión palpable. Emmanuel- Dios con nosotros".

Sin embargo, la tarde aún no había terminado.  La ATCT tuvo la suerte de pasar todavía un poco más de tiempo con Rekha y dos de sus Consejeras y Lerma y su Consejo Provincial. Esta segunda mitad de la tarde fue más personal, reuniéndose con un grupo mucho más pequeño.  La ATCT está compuesta por sólo ocho personas, que representan a diferentes sectores de la ATP: representantes laicos de las exalumnas, AMA, CLAy, MEI y las Hermanas.

Nosotros, el ATCT, queríamos compartir -en una palabra (o frase) o dos- con Rekha y Lerma y sus Consejeras- lo que significaron para nosotros los últimos dos años de estar en el Equipo Motor de AT.

Y aunque se intercambiaron "grandes palabras", no se podía dudar de la sencillez y la sinceridad con que se compartían.  Simplemente brilló a través de cada uno de los participantes. 

Entre las grandes palabras compartidas estaban: "regalo de espiritualidad y amistad, comunión y transformación", "un período lleno de gracia; una espiritualidad contemplativa y activa", "un fuerte sentido de pertenencia; familia: amor y aceptación, un refugio". "acompañamiento espiritual: por Dios para acompañar a los demás", "nutrir, alimentar la vida de fe, seguir amando, conociendo y sirviendo a Dios", "comunión: somos uno en esto juntos", "reconectar: con las propias raíces de AC, con la propia fe".

Lo mismo que en la Asamblea de AT de la tarde, las respuestas de las Hermanas fueron muy reafirmantes. Marie Emmanuelle dijo que la ATCT era "un regalo para la Provincia, haciendo el trabajo de Dios". Maitel nos animó a estar en comunión, "a hacer siempre las cosas juntas". Marjo afirmó que la ATP es "una provincia muy nueva". Lerma señaló que éramos "mujeres de fe y de acción, con un corazón que discierne e inspirado por Dios".  Martha se hizo eco de que "el 5º Evangelio era el Evangelio según la ATCT".  Isabelle nos animó a que "todo viene de la escucha, no del control", a escuchar y a tener fe.  Por último, pero no por ello menos importante, Rekha nos animó aún más cuando expresó que estaba "llena de gratitud y admiración por lo que sois y lo que habéis sido".  Además, nos instruyó para "irradiar la presencia de Dios en el mundo... cómo nuestra presencia puede hacer presente a Dios a mucha gente".  Su último consejo: "Si realmente quieres ir rápido, ve solo.  Pero si quieres llegar lejos, viaja junto a los otros". 

Con la gracia de Dios, la ATCT tiene la intención de viajar junto con las demás comunidades de AT, en la fe y en la oración, para llevar a Dios a la vida de los demás, de la manera que podamos.

A título personal, mi viaje durante los dos últimos años ha sido, y sigue siendo, una experiencia llena de espíritu y guiada por él. 

La pandemia habría sido una salida fácil para animar a la Provincia; después de todo, los encuentros físicos no podían producirse. Entonces, en una de las reuniones del zoom a las que asistí, me motivó mi Jefe diciendo: "No desperdicies esta crisis. No permitas que la COVID te hunda. Nadie debe quedarse atrás".  Una lectura del Evangelio me dio más impulso.  "..... Si tienes la fe del tamaño de un grano de mostaza, le dirás a esta montaña: 'Muévete de aquí para allá', y se moverá; y nada te será imposible".  La idea del "Kumustahan" surgió en uno de mis momentos de soledad y oración.

Después de animar la provincia durante casi dos años, siento el cambio en mí. La banquera veloz, agresiva y competitiva tuvo que cambiar de aires. Fue difícil, pero guardé en mi corazón el dicho de que "la tarea que tenemos por delante nunca es mayor que la fuerza que nos dan".  Confié totalmente en la GRACIA que me habían dado. Esta gracia permitió al Espíritu Santo difundirse en mí y recibir lo que Dios quiere hacer en mí.  Me di cuenta de que esta fuerza traía sabiduría, orientación y daba frutos. 

Las decisiones y acciones debían ser frutos de discernimiento, paciencia y sencillez. "Despacio, pero seguro" es ahora mi forma de vida como ama de casa, banquera, tesorera y animadora.   Mientras que como banquera, los números y las actividades para ganar dinero eran lo más importante para mí, hoy, lo que más me importa es el número de corazones que toco.  

También descubrí que una SONRISA es muy poderosa.  Con una sonrisa y un contacto visual, se establece una conexión con el otro.  Nuestros corazones se hablan. Hay curación y signos de esperanza. Es algo que da vida.

 

Inez Polotan

 

Ver las fotos aquí