local_offer Religiosas

Provincia de Rwanda-Tchad: Nuestro Carisma de la Asunción se encarna en la vida y en la misión de las Religiosas la Asunción en Nyange

P eventDomingo, 25 Febrero 2024

La comunidad de NYANGE se fundó en 1961 como una comunidad de inserción en un entorno pobre, lo que hoy podemos llamar una comunidad de periferias. Desde el principio, hemos sido conscientes de que nuestro carisma es capaz de responder a las expectativas de las personas a las que somos enviados; a su sed de Dios y de humanidad en su dignidad y plenitud.

En la actualidad, la comunidad de Nyange tiene la misión de educar a los niños en una guardería y en una escuela primaria.  También tenemos una escuela de formación profesional donde formamos a jóvenes que no han podido continuar sus estudios. Les ayudamos a tomar conciencia de sus posibilidades y a desarrollarlas a través de diferentes profesiones como la costura, la albañilería y la carpintería. La comunidad tiene muchas otras actividades, sobre todo en el campo de la agricultura y la ganadería, donde trabajamos con los pobres ayudándoles a conseguir un poco de dinero para mantener a sus familias y acompañándolos en la gestión de lo que reciben. También trabajamos con los niños más pequeños y los bebés, ofreciéndoles leche y enseñando a las madres a preparar una comida equilibrada. En todo, tratamos de estar atentos a las necesidades y preocupaciones de la gente para trabajar con ellos, especialmente con el grupo de Asunción Juntos, dándoles respuesta.

Somos conscientes de nuestra misión de llevar a Dios a todas las almas que se nos confían e inculcarles los valores de la Asunción.  Buscamos como conseguir una educación transformadora que tenga en cuenta las posibilidades de cada persona para desarrollarlas, siempre a la luz de la Fe. Nuestros jóvenes participan en la animación de las misas y en otros servicios de la iglesia parroquial de Nyange y nuestra escuela es bien conocida por enviar a un buen número de jóvenes al seminario menor. Los sacerdotes que se ordenan llevan siempre el nombre de María Eugenia y permanecen cerca de nosotros. Tras su formación, quienes aprenden las profesiones, además de los certificados que les permiten acceder al mercado laboral, también reciben el material necesario para comprometerse con la comunidad poniendo en práctica los conocimientos recibidos. Las cooperativas les permiten desarrollarse y unir fuerzas e integrar a otros jóvenes para su propio desarrollo y el de la comunidad. 

Queremos honrar el pasado y el presente de nuestra misión en Nyange, valorando los diferentes frutos de la educación transformadora que allí se transmite y continuando, siendo solidarios con los pobres que nos rodean.