local_offer Asunción Juntos

Sesión internacional de asunción juntos

S eventMiércoles, 17 Julio 2024

Ver las fotos aquí

Día 7

Colaboración y sinodalidad: un tema que nos habla muy fuertemente de los diversos compromisos que podemos tener en la Iglesia y en el mundo.Donde descubrimos cómo la experiencia de ser Asunción Juntos ilumina la manera de vivir la sinodalidad en la Iglesia.Finalmente, el trabajo en pequeños grupos por lengua, por continente, nos muestra las diferentes facetas de la riqueza de la diversidad

Día 4-6 Tras las huellas de nuestra Santa María Eugenia

Un camino de abnegación, fe y amor.

Compartir la experiencia de seguir los pasos de la Madre María Eugenia, en primer lugar, me produce una gran alegría. Alegría por sentirnos más cerca de ella y sobre todo por la alegría que brota de un corazón lleno y desbordante, porque lo que se recibe de la fuente es inmenso y motivador en nuestro seguimiento de Cristo. Pero también había inquietudes, porque me preocupaba no ser capaz de poner en palabras esta experiencia, es decir, de expresar, traducir y dar vida a la inmensa riqueza que se esconde tras la experiencia humana de María Eugenia.

De hecho, toda la vida de María Eugenia habla de Dios. Su experiencia humana es una puerta a su experiencia espiritual. A partir de la experiencia humana: educación, amistades, relaciones, encuentros y pruebas, María Eugenia supo combinar fuerza interior, fidelidad, obediencia, resistencia y opciones decisivas. Desde su experiencia espiritual y, por tanto, desde su fe, se apoyó en aquel que le parecía grande, inmenso, pero cercano a pesar de su pequeñez.

Así, en los grandes espacios de su vida cotidiana (la gran propiedad de Preich, las grandes catedrales e iglesias), María Eugenia se dejó modelar por la inmensidad de Dios.  Pues la grandeza de Dios, más allá de los grandes edificios en altura, en arquitectura, como en escultura, se refiere al Creador que sólo tiene derecho a ser adorado, contemplado y amado. María Eugenia desarrolló una mirada contemplativa y una gran libertad de espíritu que la hicieron abierta a una mirada amplia y a la universalidad. Sabía alimentarse de lo humano para alcanzar lo divino.

También fue decisiva la experiencia de su primera comunión, con la sensación de grandeza y elevación de su alma. Un movimiento del corazón que probablemente inspiró más tarde la adoración en la Asunción. Es un reto saber contemplar y ver todo desde el lado de Dios, como ella decía.

La relación con su madre, fuerte y sólida, y la que mantiene con su amiga Ernestina nos enseñan a imprimir un carácter espiritual a las personas a través de nuestras diferentes relaciones. El descubrimiento de este nuevo rostro, Ernestina, me permitió adentrarme profundamente en la experiencia humana de María Eugenia, que pone de manifiesto los grandes rasgos de su carácter (serena, obediente, amable, bondadosa, atenta, positiva, desprendida).

Así también se nos invita a ver la inmensidad de la presencia de Dios en nuestros pequeños itinerarios de  vida. He llegado a comprender más claramente que el camino de María Eugenia hacia la santidad es un camino accesible a todos. Ella experimentó la abundancia, así como la privación, y en ningún caso se quejó. Al contrario, se mantuvo positiva y abierta a quien ahora la poseía. Creía en la educación de su madre y la obedecía hasta el último detalle. Esta obediencia fue  base para la fundación posterior de la Asunción. 

En segundo lugar, me sigue asombrando su espíritu de apertura, que es una oportunidad para la Asunción y para Asunción Juntos, que continúa siendo una llamada hoy a experimentar el desprendimiento de uno mismo en nuestra vida cotidiana para compartir lo que constituye nuestra identidad.

Como María Eugenia, nuestra experiencia diaria está plagada de obstáculos, pero a través de nuestra fe y esperanza podemos dar al mundo una razón para creer que Dios está ahí, incluso en nuestros ruidosos pasitos. Pues toda la experiencia de María Eugenia da la seguridad de una santidad accesible y posible para todos, hermanas y laicos. Que, por su intercesión, nuestros pasos se fortalezcan y consoliden para una Asunción aún más fuerte y rica en la experiencia de la sinodalidad.  Acerquémonos a María Eugenia porque la fuente que conduce a Cristo es profunda y abundante.

Marie Bénédicte

Día 3

Tercer día ... Sí, religiosas y laicos nos sentimos alimentados desde lo profundo por nuestra pertenencia a la Asunción, que renueva en nosotros la alegría, la esperanza, el amor a Cristo y el impulso por el Reino. La cuestión del día nos ha situado ante un cambio de perspectiva: ¿Somos suficientemente conscientes de que el carisma de fundación recibido por María Eugenia es para toda la Iglesia y para todo el mundo? La Iglesia, como Pueblo de Dios, necesita que nosotros, laicos de AJ, nos sintamos responsables de enriquecer, según nuestra propia vocación, el carisma vivo confiado a la Congregación, siguiendo las huellas de María Eugenia, para acelerar el Reino de Dios. ¿Y... qué aporto yo a la Asunción?  La cuestión está abierta. La respuesta personal requiere tanto humildad como apertura al Espíritu Santo que guía a la Iglesia.  ¿Qué aportas?

Viviane le Polain    

Día 2 - “La comunicación para la Evangelización”

Tenemos que poner la comunicación al servicio de la vida y de la misión….. Poner al servicio de A.J. la comunicación…. generando recursos.. generando valor… es nuestro desafío. Tenemos que ser creativos, tenemos que saber comunicarnos, esto lo podemos hacer con principios, con virtudes sólidas, educarnos en la fe y en el amor a la verdad. La vía para la nueva evangelización es la belleza., la belleza es el canto, el teatro, la imagen, el video. Un reto es saber comunicarnos, saber escuchar y saber compartir lo que vivimos y lo que somos.Crear una cultura de la comunicación nos puede ayudar a avanzar en Asunción Juntos, en la provincia, en el continente y en la congregación. Hay que comunicar la vida, lo que somos comunicando lo que hacemos. Hay que buscar la inspiración. Hay que crear algo que hable de la vida…. que hable de esperanza… en situaciones difíciles y en las no tan difíciles, esto lo logramos creando redes que nos permitan estar informados los unos de los otros, redes que tengan contenido que enamoren que estrechen lazos, que construyan, para fortalecer la imagen e identidad de Asunción Juntos. Tenemos que comunicar la alegría de ser laico Asunción. Conchi

Día 2 

La comunicación es lo que hizo posible esta Sesión Internacional  de Asunción Juntos. Gracias al uso de la tecnología, nos pusimos en contacto a través del  correo electrónico y por zoom. Estoy segura de que sentimos cierta esperanza y expectación, pero ¿hubo amor y calidez? Para mí, la comunicación es más que la tecnología. Se trata realmente del AMOR.  El amor abre el corazón de las personas y hace arder el corazón, y ya no se está aislado. La comunicación conecta a todas las personas como hijos de Dios. Por lo tanto, la COMUNICACIÓN puede hacer de todos hermanos y hermanas.

En segundo lugar, la comunicación tiende puentes entre las personas. Cuando hay comunicación entre los pueblos se libera el poder de apoyarse mutuamente, y la sociedad se enriquece. A través de la comunicación la gente puede resolver malentendidos y sanar recuerdos que están heridos. Y creo que podemos establecer "Paz y Armonía". La comunicación puede tender puentes en un hogar y en un grupo social, e incluso entre diferentes religiones y culturas. Es posible tanto en el ámbito físico como en el digital. Siempre que sea un espacio de encuentro auténtico y genuino.

El espíritu de compartir en la comunicación es necesario. La voluntad de escuchar, comprender y aceptar a los demás es importante. Y la apertura para replantearnos nuestro propio camino y ser lo suficientemente desinteresados como para dejarnos cambiar es el fruto de una buena comunicación. Por último, está la importancia de la comunicación con Dios que nos ayudará a identificar la verdad y a distinguir el bien del mal. Cuando nos comunicamos con Dios revisamos nuestros propios pensamientos y nos aclaramos.

Está relacionado con lo que dijo la Hna. Rekha, hablar con Dios antes de acostarnos para saber a qué nos invita Dios y cuál es nuestro nuevo nombre.

Así que aquí estamos, Asunción Juntos en París, presentes los unos ante los otros , no por correo electrónico ni por zoom.

Aprovechemos este tiempo y COMUNIQUÉMONOS  para un futuro mejor.

Naomi

 

Introducción

Ha comenzado hoy, 10 de enero, la sesión internacional de Asunción Juntos, que tiene como lema: "Conectando con nuestras raíces, volver a las fuentes"

Reúne hasta el 19 de enero a veintiocho hermanas y laicos de las diferentes provincias de la Congregación. Esta sesión quiere ser una oportunidad para seguir construyendo Asunción Juntos en cada una de nuestras provincias, profundizando en nuestras fuentes y fortaleciendo nuestras raíces.

La sesión ha comenzado con una bella liturgia de apertura que podéis ya ver en YouTube, y el mensaje inaugural de la hermana Rekha, superiora general de las Religiosas de la Asunción. Ha aportado muchos elementos para reflexionar juntos en el carisma de la Asunción que compartimos y estamos llamados a vivir encarnándolo en nuestras diferentes vocaciones y culturas.

Ver en este enlace las fotos que se irán publicando del encuentro

 

Ver las fotos aquí