local_offer JPICS

Misión con migrantes

M eventViernes, 18 Junio 2021

Ver las fotos

ASUNCIÓN ESPAÑA – Migrantes - Mayo 2021

La Península Ibérica, por su situación geográfica y durante los largos siglos de su historia, ha sido, desde siempre tierra de paso y asentamiento de pueblos distinto. Desde la prehistoria hasta nuestros días es el gozne entre dos continentes Europa y África, así como el paso obligado por el Estrecho de Gibraltar, entre Occidente-Oriente y Norte-Sur para el comercio, los intercambios, los descubrimientos y el trasvase cultural y de todo tipo a través del antiguo Mare Nostrum de los romanos.El hombre prehistórico, proveniente de África, dejó los vestigios de sus culturas esparcidos por toda la Península, más tarde los pueblos iberos, celtas, hebreos, romanos, germanos, visigodos, bereberes, sirios, árabes y pueblos del Norte, se fueron afincando en este suelo, dándole distintos y variados nombres a esta tierra: Iberia, Sefarad, Hispania, Al- Ándalus, los Reinos, Condados y Señoríos cristianos y finalmente España. La península ibérica, por estas circustancias y por su situación geográfica, tiene una riqueza natural, biológica, humana, cultural, lingüistica y espiritual sin precedentes.El asentamiento de estos pueblos durante siglos en este suelo, marcó las culturas diversas y la civilización que floreció en arte, lenguas, costumbres, modelos de familia y religiones que han llegado hasta nuestros días.La Península Ibérica es y ha sido siempre tierra de contrastes en todos los sentidos. La migración y movimiento de pueblos ha sido una constante desde la antigüedad. Movimientos migratorios hacia Ámerica y viceversa desde el siglo XV, Asia, África y Oceanía en los siglos posteriores y hasta nuestro siglo XXI por causas muy diversas: Políticas, ideológicas, de aventura, económicas, religiosas, investigadoras, de estudio etc.

Casi todas las regiones de España han vivido el movimiento migratorio dentro y fuera del país. Desde el siglo XIX hasta hoy, Galicia, Asturias y el País Vasco experimentaban la migración hacia América y la vuelta de aquellos que hicieron fortuna (“hacer las américas”) y, aunque las circustancias hayan ido cambiando con los años, en los años cincuenta del siglo XX la migración se dirigía hacia Alemania, Suiza, Bélgica etc. en busca de trabajo. Dentro de la Península, Andalucía y Extremadura vivían un fuerte movimiento migratorio hacia Cataluña, Madrid, el País Vasco etc.

LA ASUNCIÓN EN ESPAÑA

Los ciento cincuenta y seis años de presencia de la Asunción en España, han estado marcados por la multiculturalidad y la internacionalidad. Las primeras hermanas que llegaron a Málaga en 1865 eran extranjeras. Desde el principio, su trabajo y su presencia, estuvieron ligados a la universalidad de la Iglesia en todos los lugares donde la Asunción ha estado y está enclavada.

En este siglo y medio de presencia sus comunidades, inserciones y colegios se han diversificado y atienden a múltiples realidades, sin dejar de ser fieles a su vocación internacional multicultural, con una atención especial a los migrantes dada la situación en la que ahora mismo está la sociedad. Unas cuantas experiencias compartidas dan fe de ello.

GIJÓN, ciudad costera del norte de España, situada en Asturias, región montañosa y cuna de España como canta el himno de Nuestra Señora de Covadonga patrona de Asturias.Bendita la Reina de nuestra montaña Que tiene por trono la cuna de España…En ella está el alma del pueblo español.

Esta ciudad cuenta con la presencia de la Asunción, en un colegio, desde 1907, colegio que siguiendo a Santa María Eugenia en su deseo de compromiso social ha cuidado su presencia en barrios periféricos.

Actualmente, en el barrio de Contrueces, tenemos un proyecto socioeducativo “Enredando” de apoyo escolar para niños de primaria en riesgo de exclusión y sus familias.

Alrededor del 30% de la población de Gijón son extranjeros. En “Enredando” el 68% de los niños son emigrantes o hijos de emigrantes, aunque en su origen el Centro no fue creado como Centro de emigrantes. Lo llevan, casi en su totalidad, voluntarios de muy diferentes edades y situaciones de vida. El trabajo realizado es bien valorado por las familias y las escuelas.

Trabajamos en colaboración con el principado de Asturias, el ayuntamiento de Gijón, los antiguos alumnos y los agentes sociales y orientadores de los centros escolares del barrio.

TEGUESTE, municipio al norte de la isla de Tenerife (Canarias). La Asunción está en Canarias desde 1903 en el colegio que hubo en Santa Cruz de Tenerife hasta 1978.

La casa de Tegueste se construye en 1943 y desde entonces, se han venido realizando todo tipo de actividades: convivencias, catequesis, radio ECCA, religión en la escuela, apoyo y acogida de universitarios de la cercana Universidad de la Laguna.

Hoy la casa de acogida de grupos que se construyó en la finca en 1982, la hemos cedido a la “Asociación Solidaria Mundo Nuevo” que gestiona el Centro llamado “CAI-MENA Marea”. En el Centro se acogen chicos que se han aventurado a una emancipación temprana en busca de un futuro mejor. El camino que tienen que pasar estos chicos para llegar a Canarias y al Centro, se desarrolla en circunstancias extremas, por lo que se les podría considerar unos valientes. Son menores migrantes no acompañados, que dejan sus países en África y arriesgan su vida para buscar un futuro mejor, en condiciones a menudo inhumanas.

Una de las ideas que se pretende desde la Asociación, es aceptar las diferencias con los demás, sus costumbres, creencias religiosas, color, género y poder vivir de forma armoniosa. Otra de las funciones es la formación integral de los chicos, tanto académica como residencial enfocándoles hacia un futuro laboral, logrando así convertir al joven en una persona preparada en todos los aspectos de la vida y que así, puedan ayudar a los suyos.

Las rutinas del Centro dividen a los chicos en diferentes comisiones de trabajo, en las que los jóvenes se encargan de llevar el buen mantenimiento del hogar, esto les permite socializar entre ellos y aprender habilidades que les servirán para el futuro.

Potenciar los valores humanos, éticos, morales, es clave para mejorar la calidad de vida tanto de los menores que nos llegan heridos a causa de las guerras, la pobreza, la marginación, las condiciones en que llegaron a Canarias, como de las familias que dejaron allá. Sobre todo, inculcarles el no olvidar el proyecto por el que, desde un principio, decidieron emigrar arriesgándolo todo.

Se trata de que aprendan a tratar a los que se diferencian de ellos con el respeto y el cariño que se merecen como seres humanos.

Las entidades de Iglesia vinculadas al ámbito de las migraciones en la Diócesis Nivariense (Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro), muestran la preocupación por la situación de vulneración de derechos que están viviendo tantas personas migrantes llegadas a la costa de las islas en los últimos meses.

Las islas Canarias no pueden convertirse en un muro de bloqueo sistemático y retención de las personas que llegan, impidiendo su traslado a otros lugares del Estado español o de Europa.

Se cuestiona la creación de grandes campamentos como centros de atención temporal para las personas extranjeras, porque no se puede garantizar una atención digna, debido al gran número de personas. Son recintos que no facilitan la integración en el entorno cercano donde se encuentran.

Se apunta también el gravísimo problema de los menores de edad con limitación de acogida según los recursos disponibles y del futuro inmediato al que se enfrentan: desprotegidos, sin expectativas, sin nada que hacer ni donde estar.

Es imposible olvidar la tragedia de la muerte de tantas personas en esta ruta migratoria canaria, huyendo del hambre, del dolor, de la guerra, persiguiendo sus sueños de una vida mejor, así como el sufrimiento de sus familias que desconocen, muchas veces, cual ha sido el destino de sus seres queridos.

SANTA ISABEL, en 1876, por deseo expreso del rey Alfonso XII, llega la Asunción al Real Colegio de Santa Isabel en Madrid. La evolución del colegio, en estos ciento cuarenta y cinco años de existencia, ha sido enorme y hoy se encuentra inmerso en un barrio en el que la presencia de inmigrantes es mayoritaria.

Ante la realidad creciente de la inmigración, la Comunidad Autónoma de Madrid creó en el año 2003 las Aulas de Enlace como una iniciativa experimental dentro del Programa “Escuelas de Bienvenida”. Su finalidad era la incorporación del alumnado inmigrante, dentro del sistema educativo español, en las mejores condiciones posibles.

El Real Colegio de Santa Isabel fue uno de los primeros centros católicos de Madrid, que ofreció espacios y firmó los conciertos con la administración para abrir dichas aulas.

Dentro de las señas de identidad propias de la Asunción, los valores que nos alientan como colegio están basados en los que Mª Eugenia nos trasmitió. El colegio se ha caracterizado por estar abierto al barrio, a las demandas del entorno y por la atención a las diversas necesidades que presenta el alumnado y las familias. En la actualidad tenemos ciento setenta y nueve alumnos extranjeros con treinta y tres nacionalidades diferentes, que provienen mayoritariamente de China y Bangladesh.

Las aulas de Enlace son un medio idóneo para promover valores de solidaridad, respeto y esfuerzo, en esa búsqueda constante por transformar nuestra sociedad a través de los valores del Evangelio.

Junto con el aprendizaje del idioma, consideramos fundamental favorecer el desarrollo de la identidad personal, cultural y social de los alumnos y el conocimiento y respeto de otras identidades, culturas y religiones.

Durante todos los años transcurridos, a través de esta medida educativa, en el Real Colegio de Santa Isabel, venimos prestando una atención especial a la integración en el entorno escolar y social del alumnado extranjero, recién llegado a Madrid desde sus países de origen, y que desconoce la lengua española, con un especial cuidado en la acogida. Compartimos un testimonio de alumnos sirios:“Pensábamos que, al ser España un país católico, íbamos a tener la misma discriminación que en el campo de refugiados tuvimos, por parte de nuestros mismos hermanos de religión, pero nos hemos sentido acogidos y queridos.” Dibujaron una cruz con un corazón y la palabra gracias.

La escolarización anterior de estos alumnos, dependiendo de sus países de procedencia, ha podido ser irregular, ya que la inmigración generalmente se produce por motivos económicos, o debido a conflictos bélicos, añadiendo al desconocimiento de la lengua vehicular, un desfase curricular.

En estas aulas, las edades de los alumnos van desde los 9 a los 18 años. En el presente curso 2020-2021 contamos con un aula de enlace mixta para Educación Primaria y Educación Secundaria en la que trabajan nueve alumnos: uno de Portugal, tres de Irak, tres de Bangladesh y dos de Estados Unidos.

SAN SEBASTIÁN, ciudad señorial que se encuentra dentro de un marco natural privilegiado, está situada muy cerca de la frontera con Francia, al Norte de España. La Asunción llega aquí en 1882 y la misma Mª Eugenia elige el Alto de Miracruz para edificar un edificio monástico, de estilo gótico, muy parecido al construido en Burdeos.

La Asunción de Mira-Cruz fue un colegio femenino con alumnas de familias de alto nivel socio-económico hasta hace unas décadas (década de los 80). En cierto momento se decidió abrir el colegio a todos, sobre todo a las familias de los barrios cercanos.

Hoy en día hay una mezcla de alumnos muy interesante ya que en las clases se juntan hijos de esas familias de ámbito socio cultural alto e hijos de migrantes de posteriores generaciones. ¡Es una mezcla muy enriquecedora!

El 90% de los alumnos, han nacido en San Sebastián, aunque solo el 10% de las familias son autóctonas de la ciudad. Por lo tanto, los datos pueden ser algo engañosos y la realidad es que los alumnos tienen orígenes muy diferentes. Esto crea una realidad interesante con culturas y costumbres completamente diversas, a las que hay que dar voz, reconocer su existencia, acompañar, fusionar con lo autóctona, respetar y hacer que se enorgullezcan de sus lugares de origen y del lugar donde ahora viven. Que aprendan a respetar lo diferente, a buscar lo mejor de cada realidad y enseñar a convivir con todo esto sin olvidar las raíces y formas de vivir de cada una de las culturas.

Tenemos familias de más de treinta nacionalidades diferentes, por lo que la multiculturalidad e interculturalidad en el colegio es una realidad palpable. Existe un desafío real sobre los procesos de integración de migrantes que solventamos, inculcando el respeto hacia la propia cultura de la ciudad y el resto de las culturas con las que se convive día a día. Trabajamos por la integración diariamente, con actividades incluidas en el Proyecto Educativo basado en el respeto, donde cobra importancia la identidad intercultural del colegio.

La mayoría de las clases las impartimos en Euskara (lengua cooficial del País Vasco). El 90% de las familias del colegio desconocen el idioma, por lo tanto, la labor de integración de familias y alumnos en la sociedad vasca, es para nosotros un gran reto.

Actualmente, el colegio de Miracruz, está ubicado en un entorno socio-cultural bajo para lo que es San Sebastián, que es una de las ciudades más caras de España, en donde el dicho general es que se vive muy bien, hay muchos recursos naturales preciosos y económicos en el entorno y estamos situados en la provincia de Gipuzkoa, dentro de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV). La CAV goza de unos privilegios, tanto en el ámbito de educación como socio-económico, que se diferencian de otras Comunidades Autónomas Españolas. El recorrido y privilegios de la cultura vasca vienen dados históricamente por acuerdos realizados con el Gobierno Español. Estos datos históricos son importantes para poder comprender que el funcionamiento y las leyes del entorno vasco, son algo diferentes a las que puedan darse en otras Comunidades Autónomas, ya que dependemos más del Gobierno Vasco que del Gobierno Español.

En el transcurso del curso 2020-2021 nos proponen a Mertxe Aranguren Aguirre y Onintza Mokoroa González, participar en un Proyecto de iniciativa Internacional sobre JPICS migrantes. Se trata de recoger lo que la comunidad educativa y la comunidad religiosa están viviendo sobre el tema de la integración de migrantes.

En San Sebastián no existen suburbios, aunque sí existen zonas donde se concentran migrantes o familias de migrantes con necesidades. Algunas de estas zonas se sitúan cerca de nuestro colegio.

Muchos migrantes en San Sebastián vienen con contratos de trabajo desde su país de origen, otros tienen opción de mejorar su situación rápidamente ya que es una ciudad que ofrece bastante empleo en diferentes sectores, sobre todo en la hostelería y turismo.

En el colegio llevamos a cabo más de veintitrés programas a disposición del alumnado, de los cuales una gran parte va expresamente dirigido a los migrantes: Acogida, apoyo y seguimiento del estudiante recién llegado y apoyo escolar, todos los programas relacionados con la inmersión en la cultura vasca (lengua, costumbres etc.), la semana cultural, reciclaje y economía circular, agenda 21 y un proyecto estrella es el del trabajo de las emociones, tan importante en este campo de la migración.

El País Vasco tiene una herencia cultural migrante muy latente, ya que muchos antepasados nuestros, como ya hemos dicho, fueron emigrantes (América, Europa) y otros muchos antepasados fueron inmigrantes (zonas del suroeste de España donde el choque cultural era muy grande). Por eso tenemos una sensibilidad especial hacia los migrantes. Lo vivimos de una manera muy natural por lo que en el desarrollo del trabajo como docentes, lo tenemos completamente integrado.

 

Carmen Morales ValverdeCristina Massó de ArizaEva Mª López AmiamaMertxe Aranguren AguirreOnintza Mokoroa GonzálezMagdalena Morales Valverde