local_offer JPICS

Al servicio de la vida

A eventJueves, 24 Septiembre 2020

AGONIA PARA EL CORAZÓN HUMANO - TRATA DE NIÑOS Y REHABILITACIÓN DE UNA CHICA DE UNA TRIBU

Original: Inglés

La vida de las tribus es una lucha constante por la supervivencia, la justicia, la equidad y la libertad. En el proceso de intentar sobrevivir con lo mínimo, o con muy poco, se convierten en víctimas de la migración y la trata. Después de la cosecha del arroz como monocultivo en cada pequeña parcela de tierra en esta parte del mundo, la gente se traslada a una ciudad y trabaja como sirvientes en familias urbanas de clase media. No son conscientes ni toman en serio los riesgos y peligros que esto implica. Aterrizan en las grandes ciudades, completamente a disposición de las agencias de colocación y no pueden elegir ni futuros empleadores, ni tipo de trabajo, ni salarios, ni condiciones de vida, etc. Por lo general, la migración insegura termina en trata. Aquí está la experiencia de una niña que fue víctima de la trata de personas y cómo el Centro Social Jeevan Jyothi, Piriaponch la rescató de las garras de la explotación.

El Centro Social Jeevan Jyoti, Piriaponch, realizó una encuesta sobre el tema de los casos de migración y trata de personas en la aldea de Piriaponch de Jharkhand y el resultado mostró la magnitud de este problema. De las ciento veinte familias de esta aldea, había ciento sesenta y cinco casos de migración de los cuales sesenta eran casos de migración insegura que terminó en trata. Hay casos de niñas menores de edad víctimas de trata con fines de abuso sexual. Estas niñas se utilizan para reclutar más niñas para el trabajo doméstico, la prostitución, etc. El Centro Social Jeevan Jyoti, Piriaponch, ha estado promoviendo la justicia y el desarrollo social con determinación implacable entre estas tribus pobres a partir 2004 en adelante.

Me gustaría presentar el caso de una niña que fue víctima de trata. La observación minuciosa y el seguimiento nos permitieron devolver a la niña a salvo a sus padres. El caso es que la pequeña niña tribal de doce años llamada Sukanti D / o Silvanus Dung Dung y Rojalia Dung Dung es analfabeta y sus padres también son pobres y analfabetos. Viven en un pueblo del interior llamado Piriaponch en el distrito de Simdega del estado de Jharkhand en India. Un día, cuando estaba sola en casa y sus padres estaban fuera, un trabajador local de una agencia de colocación la visitó e insistió para que fuera con él y la atrajo para que estudiara y trabajara a partir de entonces ... Tenía todos los planes listos para la niña. En consecuencia, hizo los arreglos necesarios y la acompañó a Delhi, donde la vendió a una señora en Delhi y recibió una gran suma por el intercambio.

Más tarde, después de casi dos años, una vez que estuvo en el mercado con su señora ... en un buen momento corrió y se escapó de la señora ... se encontró en un lugar solitario ... y allí apareció la policía de Delhi para su rescate ... La niña asustada como estaba, completamente perdida y conmocionada no pudo revelar nada a la policía. La policía asumió que la niña podría ser de Bihar y, según su suposición, la llevaron a Devghar Remand Home en Bihar. La policía la ayudó a llegar a un lugar seguro. Estuvo encerrada allí durante más de un año. Esta muchacha pequeña asustada no podía entender lo que le estaba pasando… cómo llegó a esa casa. Además, no podía encontrar ni rastro de su pueblo, su estado y los seres queridos de su casa. Estaba en estado de shock sin saber el drama en el que era la heroína.

Mientras tanto, la familia y la gente de la aldea junto con el Centro Social Jeevan Jyoti buscaban a la niña por todas partes, durante días y meses. Al fin, recibimos la noticia de que una chica de Jharkhand había aterrizado en Devghar Remand Home. Nos pusimos en contacto con los funcionarios del Remand Home y los procedimientos para lograr su liberación funcionaron a tope. Su aldea está situada en un bosque en el interior… visitamos a sus padres y les informamos sobre las buenas noticias de su hija. Estaban tristes e indefensos. Fue una escena desgarradora ver a los padres que habían perdido casi toda esperanza de que su hija volviera a casa. Fue demasiado para los padres reunir pruebas para convencer a los funcionarios de que la niña que había aterrizado en el Hogar de prisión preventiva era su propia hija Sukanti. Aunque queríamos hablar con la chica, ella no podía debido a su angustia, pánico y desconfianza. Sin embargo, el superintendente nos pidió que fueramos a Devghar con todos los documentos de respaldo para reclamar su custodia.

Preparamos todos los papeles en la comisaría de policía local, el panchayat de la aldea y la parroquia católica a la que pertenece. Un vecino de Devghar acompañó al padre que presentó la reclamación para la liberación de la niña. Lo aprobaron y liberaron a la niña. Posteriormente, los tres regresaron a Jharkhand.

Conocí a la chica a su regreso. Parecía muy callada, perdida en el lío de cosas que sucedieron a su alrededor. Tratamos constantemente de recuperar su infancia perdida, su espontaneidad de niña. Necesita que se valoren y fortalezcan su sencillez e inocencia, espero que vuelva a su vida normal a medida que pasan los días.

La trata de seres humanos es inaceptable en cualquier circunstancia, pero la trata de niños y jóvenes vulnerables es una violación de su derecho a la protección contra la explotación, a su educación, salud y vida familiar. Todos tenemos la obligación de proteger los derechos de los niños y este es uno de los esfuerzos más pequeños de nuestro Centro social. Esperamos colaborar con personas de ideas afines y brindar felicidad y liberación a muchos más niños y personas que luchan en la vida.

Hna Lissy Antony r.a

PROVINCIA DE LA INDIA

26.07.2020