local_offer Religiosas

Provincia Centro América y Cuba: Votos Perpetuos de Ingrid y Votos Temporales de Ilma

P eventMiércoles, 08 Diciembre 2021

Votos Perpetuos de Ingrid 

Mi nombre es Ingrid Azucena Pojoy Yocuté, tengo 32 años, soy guatemalteca. El 19 de septiembre tuvo lugar la ceremonia de mi profesión perpetua, es decir que, gracias a la misericordia de Dios, confirmé mi compromiso para toda la vida como Religiosa de La Asunción. Este deseo de ser toda de Dios se da en un contexto de concreto, el de la Pandemia Covid 19.

Pareciera contradictorio que en este contexto de incertidumbre y en donde hemos sido más conscientes de nuestra fragilidad como humanidad haya personas que hagan un compromiso para toda la vida. Sin embargo, creo muy firmemente que confirmar mi deseo de contribuir con toda mi vida al proyecto de Dios, dice más del modo de actuar de Dios que del mío. ¿Por qué? Porque para eso significa que Dios es un apasionado por la humanidad y cuenta también con nuestra fragilidad para realizar su proyecto de amor. Es desde esta certeza que hoy sigo caminando y con el deseo de decirle a Dios: ¡Cuenta conmigo!

 

Votos Temporales de Ilma

Mi nombre es Ilma del Carme Jirón Duarte. Tengo cuarenta años de edad.

Soy nicaragüense. 

¿Qué significó para ti hacer tus primeros votos en el contexto de la pandemia?

Hacer mis votos en tiempo de pandemia, tiene un significado de presencia y cercanía de Dios vivo en nuestra historia, tan difícil y doloroso para muchas familias que han perdido a sus seres queridos.

Esto significó volver a renovar la vida en un acto de fe y responsabilidad centrado en Jesús. Tiene un significado muy grande para nuestros pueblos y  familias, ya que entregarme a Dios con amor y liberta, paz, serenidad, ofreciéndole todo mi ser, mi voluntad, y disponerme a caminar dirigida y guiada por él y por su voluntad, de que el reino llegue a todos. Que despertemos la búsqueda de conocerle y amarle,  donde parece que la fe se oscurece  que Dios está ausente.

Es un signo de buena noticia,  de transmitir un mensaje de esperanza, de fe, de oración, de buscar centrarnos solo en él,  y que nuestra vida está en sus manos y no la soltamos hasta que él la tome, no nos damos por vencido, ni tememos miedo, resistimos y enfrentamos con fortaleza, confianza, y responsabilidad esta pandemia que amenaza, arrebata la libertad, desespera estar  encerrados, pero luchamos por proteger, defender y renovar  vidas.