local_offer Religiosas

Provincia de África del Este: Tierra fértil para la semilla

P eventMiércoles, 10 Agosto 2022

¡¡¡¡La alegría de tener trece sacerdotes en Ago!!!!

Fuimos testigos de la ordenación sacerdotal de trece diáconos. Todos de la diócesis católica de Moshi, diocesanos y religiosos. Los diáconos procedían de diferentes Parroquias y Congregaciones de la Diócesis de Moshi, dos de los Misioneros de la Consolata, dos de los Capuchinos y nueve Diocesanos.

La ordenación sacerdotal de los trece diáconos ha tenido un gran impacto en nuestra Diócesis de Moshi. Ha sido un testimonio de que  Dios sigue llamando a la vida religiosa y necesitando trabajadores en su viña, y del ofrecimiento de uno mismo como don para el servicio en el amor. La Diócesis tuvo la celebración del centenario en 1990 mientras que como Nación celebramos 150 años de fe católica en 2018. Hoy, nuestro mundo, nuestro país y nuestra Diócesis de Moshi siguen teniendo una gran necesidad de salvación de las almas. Dios llama a los sacerdotes y ellos eligen libremente responder a su llamada siguiendo a Jesús hasta la muerte.  También ha sido un buen momento para la promoción de las vocaciones religiosas, un momento para darse cuenta de las diferentes necesidades de la Iglesia, un momento para que los padres apoyen a sus hijos cuando expresan su deseo de vida religiosa.

Nuestra diócesis tiene más de sesenta parroquias. Los sacerdotes no sólo trabajan en las parroquias, sino que también ofrecen servicios pastorales a pacientes en hospitales, escuelas y prisiones como capellanes.  Otros realizan estudios profesionales como profesores en los seminarios e instituciones religiosas, derecho, contabilidad y administración. También hay sacerdotes que envejecen o están enfermos y no se dedican plenamente a la atención pastoral activa. Los nueve sacerdotes ni siquiera son suficientes para trabajar en la viña de Dios en la diócesis de Moshi.

Los parroquianos tenían curiosidad por saber si el obispo enviaría a uno de los sacerdotes a su parroquia. Hubo gritos de alegría, bailes, vítores, cuando una Parroquia recibió a uno de los sacerdotes recién ordenado. "La mies es abundante, pero los obreros son pocos".

Nos sentimos renovadas en nuestra propia vocación como religiosas de la Asunción. Nos recordó el día en que hicimos nuestros votos y el celo por extender el Reino de Dios como Religiosas de la Asunción y misioneras. Nuestra oración fue que dejemos que Dios realice la buena obra que ha iniciado en nosotras porque Él es fiel y nunca nos abandona.

 Martina Eugenie, Devota Emmanuel y Aurelia Mtui