local_offer Sesiones local_offer Ser religiosa

Sesión Internacional de Preparación a los Votos Perpetuos 2022 - Semana 3

S eventLunes, 15 Agosto 2022

Ver fotos

Semana 3 - Domingo 24 de abril - Domingo 1 de mayo de 2022

Estamos agradecidas de estar en la patria de nuestra fundadora y de nuestras madres fundadoras. Pudimos comprender, vivir y apreciar más profundamente su búsqueda, su celo y su pasión por Cristo y su Reino en una época muy difícil. 

El domingo vivimos una inmersión en cuatro comunidades diferentes en la provincia de Francia, a saber, Arras, Lubeck, Rue des Plantes y Orléans.  Los cuatro grupos se mostraron muy entusiasmados por conocer a nuestras hermanas y sus apostolados. Nos conmovió mucho la hospitalidad, el espíritu de familia y la alegría que se sentía en cada comunidad. Cada comunidad está comprometida en los apostolados como respuesta a las necesidades de las personas cercanas. Volvimos enriquecidas y agradecidas al ver que el trabajo iniciado por nuestras madres fundadoras continúa en nuestras hermanas hoy y en nuestras provincias.

Después de esta rica experiencia de comunidad, la hermana Veronique nos llevó a adentrarnos en la historia de los inicios de nuestra Congregación. Gracias a Véronique, pudimos comprender mejor la realidad de la época en que vivió Santa María Eugenia. Es en  esta realidad que la semilla de la fe y la visión de la misión nació en el corazón de Santa María Eugenia. 

Para comenzar la peregrinación tras las huellas de María Eugenia, rezamos ante su tumba leyendo un pasaje escrito en su juventud que reflejaba sus deseos: su confianza en la oración, su deseo de "hacer algo útil", su grito al "Dios de todo consuelo". La llamada que cada una de nosotras ha recibido puede resonar de alguna manera con la del periodo tumultuoso de la joven Ana Eugenia. Su determinación de ir hacia lo esencial de su vida (Jesucristo) nos anima a seguir escuchando la voz interior que nos lleva hacia nuestro propio deseo de Dios y su voluntad para cada una.

La hermana Veronique nos animó en cada paso a tratar de imaginar y entrar en las experiencias que Santa María Eugenia tuvo con las primeras hermanas fundadoras de su comunidad. Visitamos la capilla de San José, donde las hermanas se reunieron por primera vez en silencio. Podemos imaginar las muchas preguntas que se hicieron mutuamente y las primeras impresiones que tuvieron la una de la otra. Pudimos recordar las primeras experiencias que tuvimos al encontrarnos con las hermanas de nuestras propias comunidades, aquellas con las que no elegimos vivir.

Confrontada a las necesidades de su familia y a su deseo de servir a Dios, María Eugenia buscó al padre Combalot, quien le aseguró el deseo de Dios de que continuara su búsqueda. En San Sulpicio, María Eugenia tomó la decisión de escuchar la voz de Dios a través de las palabras del padre Combalot. A veces nosotras también nos enfrentamos a decisiones que tenemos que tomar.  Nos conmovieron las luchas que tuvo que afrontar María Eugenia, no sólo por su propia vocación, sino también por los inicios de nuestra Congregación. Sin embargo, hubo personas que la acompañaron y apoyaron en la realización de su vocación. Todos estos encuentros manifestaron para ella el "vínculo de amor" con Dios que siempre la ha acompañado. Y como ella, también podemos decir que caminamos con nuestras luchas y dudas, sabiendo que Dios siempre estará con nosotras a través de las personas que están en nuestro camino. Esta experiencia nos ayudó a recordar con gratitud los humildes comienzos de nuestras hermanas y nos animó a estar siempre arraigadas en Cristo como lo estuvieron nuestras hermanas fundadoras. Terminamos nuestra semana con una nota de alegría: la celebración de la Fiesta de la Fundación de nuestra Congregación el sábado 30 de abril y la renovación de los votos de la hermana Marie Devotha de Ruanda.

Hna. Akeneta y Hna. Ansuli, de las Provincias de Estados Unidos e India