local_offer Archivos

Trésors d'Archives nº5 - El registro de los votos

T eventMartes, 24 Noviembre 2020

Para ver todas las fotos, hacer clic aquí

Para leer o descargar el documento, hacer clic aquí

 

El REGISTRO DE LOS VOTOS

Hasta la creación de las Provincias y la apertura de los noviciados en estas últimas, las hermanas, que hacían sus votos en Auteuil, inscribían su fórmula en un gran cuaderno negro. En el primer cuaderno, el de «nuestras Madres», se dejaban algunas hojas sin escribir después de la fórmula de los primeros votos para que las hermanas pudiesen más tarde escribir sus votos perpetuos y la renovación de los mismos la noche de Navidad. Firmaban la fórmula a mano, redactaban algunos elementos biográficos a mano también y un breve relato sobre su caminar reafirmando la libertad de su compromiso.  

En los últimos cuadernos, las hermanas escribían y firmaban la fórmula de los primeros votos. A continuación indicaban el lugar al que habían sido enviadas y dónde habían pronunciado sus votos perpetuos. Se añadía más tarde la fecha de su muerte.

6 cuadernos de este tipo están en los Archivos:

1er cuaderno: de 1841 a 1870

2do cuaderno: de 1870 a 1883

3er cuaderno: de 1883 a 1891

4º cuaderno: de 1891 a 1899

5º cuaderno: de 1899 a 1930

6º cuaderno: de 1931 a 1952

 

Votos de Madre María Eugenia

 Al margen de los votos de M. María Eugenia está escrito:

«Yo, Anne Eugénie Milleret, mayor de edad y por el consentimiento de mi padre, queriéndome consagrar a Dios, entré con mis primeras hermanas en las prácticas de nuestro Noviciado en el piso pequeño de la calle Férou el 30 de abril 1839. Recibí el hábito de manos de Mons. Affre el 14 de agosto 1840 en nuestra casa, calle de Vaugirard, 108. Me examinaron para mi profesión el 2 agosto 1841. Yo fuí la única en dar cuenta libremente de mi vocación al Padre Gros, Vicario General de Paris, que testimoniará que hacía mi profesión en total libertad y voluntad.

Me examinaron de nuevo para mis votos perpetuos a través de Monseñor Gaume, Vicario General que me hizo el honor de recibirlos el 25 diciembre 1844 y los firmé en el altar.

 Anne Eugénie Milleret, en religión, Sr Marie Eugénie de Jesús

Señor, tu sabes que te amo”

 

De 1845 a 1877, Maria Eugenia firmó de su mano en el registro la mención de la renovación de los votos en la noche de Navidad.

 Otra mano escribió luego las siguientes informaciones:

 «Nuestra Madre General ha seguido renovando regularmente sus votos en la Casa Madre, salvo el año 1885, en el que a causa de su salud se vió obligada a pasar el invierno en el Sur de Francia dónde se encontraba en Nimes, para las fiestas de Navidad. Nuestra Madre renovó sus votos en Auteuil desde 1886 hasta Navidad 1897, última Navidad antes de su muerte.»

 Sigue la mención de los Capítulos generales que ella convocó 1894: «En este último Capítulo, nuestra Madre, sintiéndose agotada por la edad y por el cansancio de un largo gobierno, según las Constituciones y con la aprobación de la autoridad eclesiástica, pidió a las Capitulantes que le dieran como Vicaria General a la Madre M. Célestine del Buen Pastor, Superiora de la casa de Madrid (Sta Isabel). Así, apoyada y permaneciendo en el centro de la Congregación, Nuestra Madre pasó en Auteuil, en la paz y en la oración, los últimos años de su vida.»

Se relata finalmente los diferentes traslados de su cuerpo: A su muerte, el 10 de marzo 1898, «su cuerpo fué depositado cerca de M. Thérèse Emmanuel, en el lugar que ella misma había señalado, en la “capilla de madera”.  El 25 marzo 1926, los cuerpos de nuestras madres fueron trasladados a la tumba de la Congregación en el cementerio de Auteuil. El 1º de diciembre de 1942, en razón del proceso de Beatificación, el cuerpo de María Eugenia fué transportado a la Capilla de Lübeck. Cuando se anunció la Beatificación, se trasladarán de nuevo los restos de la Madre María Eugenia y se colocarán en la capilla de Auteuil el 26 juin 1874, lo que permitió el traslado del féretro de Thérèse Emmanuel a Lübeck. Las lápidas - escondidas en el momento de la destrucción de marzo de 1926 y reencontradas en 1972 – se encuentran en el muro exterior de la capilla de Auteuil.

 

Votos de la Madre Marie Augustine

 «Yo, Louise Anastasie Bévier, mayor de edad queriendo consagrarme a Dios, me uní a Nuestra Madre le 30 abril 1839. Recibí el hábito de manos de Mons. Affre el 14 agosto 1840. Me examinaron para mi profesión el 2 agosto 1841. Para ello me dejaron sola para dar cuenta libremente de mi vocación a Mons. Gros, Vicario General de París, que testificará que pronuncio mis votos verdadera y libremente. De nuevo me examinó para mis votos perpetuos Monseñor Gaume, Vicario General de París, que me concedió el honor de recibirlos el 25 diciembre 1841 y los firmó en el altar.

 Louise Anastasie Bévier, en religión, Sr Marie Augustine de San Pablo

 Mi Dios y mi todo»

 

Votos de la Madre Thérèse Emmanuel

 «Yo, Catherine O’Neill, mayor de edad y con el consentimiento de mi padre, queriendo consagrarme a Dios, me uní a nuestras primeras hermanas el 5 agosto 1839. Me examinaron para mi profesión el 2 agosto 1841. Para ello me dejaron sola para dar cuenta libremente de mi vocación a Mons. Gros, Vicario General de Paris, que testificará que pronuncio mis votos verdadera y libremente. De nuevo me examinó para mis votos perpetuos Monseñor Gaume, Vicario General de París, que me concedió el honor de recibirlos el 25 diciembre 1841 y los firmó en el altar.

Catherine O’Neill, en religión Sr Thérèse Emmanuel de la Madre de Dios

 Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los Ejércitos»

 

 Votos de la Madre Marie Thérèse  

 «Yo, Joséphine de Commarque, mayor de edad y con el consentimiento de mi padre y de mi madre, queriendo consagrarme a Dios, me uní a nuestras primeras hermanas el  9 octobre 1839. Recibí el hábito de manos de Monseñor Affre el 14 de agosto 1840. Me examinaron para mi profesión el 2 agosto 1841. Para ello me dejaron sola para dar cuenta libremente de mi vocación a Mons. Gros, Vicario General de Paris, que testificará que pronuncio mis votos verdadera y libremente. De nuevo me examinó para mis votos perpetuos Monseñor Gaume, Vicario General de París, que me concedió el honor de recibirlos el 25 diciembre 1841 y los firmó en el altar.

 Suzanne Julie Joséphine de Commarque, en religión Sr Marie Thérèse de la Encarnación

Salve, Cruz, única esperanza»

 

Sœur Véronique,

Archivista de la Congregación,

Junio 2019