local_offer Archivos

Ecos de Archivos nº5

E eventViernes, 05 Marzo 2021

En estos tiempos en los que nuestro mundo vive a medio gas, con sus preguntas e inquietudes, el trabajo de Archivos es un medio seguro para reencontrar razones de esperanza, porque el Espíritu ha trabajado siempre, ya sea a través de tiempos buenos que de tiempos difíciles. Un hilo misterioso articula todos los acontecimientos, las personas, los lugares y los une a Dios.  El presente número de Ecos querría realzar este el hilo, que luego se multiplica en otros hilos de colores variados.

Desde el centro de nuestra Historia hacia las hermanas y laicos de nuestras Provincias

La pandemia nos ha animado a encontrar nuevos medios para llegar a todos, en su tierra, en su “hoy”. No han faltado ideas y propuestas. Así la hermana Véronique ha podido animar gracias al equipo de coordinación de Filipinas, un retiro en línea para las hermanas y los laicos de Filipinas y Tailandia sobre “la paz interior según María Eugenia”. Conferencia de contenido, tiempo de oración guiada, celebración eucarística… Se ha celebrado también una sesión sobre la historia de la Congregación para las hermanas jóvenes que se preparan a la profesión en Madagascar. Algunos amigos laicos, en Saint Gervais, han hecho la experiencia de un retiro de 5 días en silencio sobre el tema: “Con María Eugenia, dejarse transformar por el Evangelio”. Experiencia de comunión y de aventura en profundidad.

Una colmena con muchos obreros

Muchas personas aportan ya su contribución cotidiana o semanal a la producción de la “miel” de los Archivos. Nos comparten su experiencia:

La hermana Marie Claude: Mi “trabajo” de numerización en los Archivos, es más bien una “contemplación activa” continua, renovada, increíble de la obra de creación y de recreación del Señor en nuestro mundo, a través de los siglos, a través de hombres y mujeres bien diversas, en países muy diferentes y entrañables. Y esto en la Historia, la Iglesia, la Congregación…se vive el encuentro con hermanas conocidas o desconocidas, con “grandes personajes de este mundo”, o con los “pequeños y los pobres”, en momentos trágicos (expulsiones, guerras, persecuciones) y en tiempos de grandes alegrías (beatificación, canonización, proyectos con éxito, países de implantación nueva, etc.) Se trata también del descubrimiento más íntimo de Mère Thérèse Emmanuel, a través de sus notas, sus comunicaciones, sus innumerables cuadernos y junto a ella, Madre María Eugenia, esta mujer de fe que la sostiene y acompaña, ambas “piedras de fundación”. Y también, gracias al orden que hace Véronique, descubrimiento de escritos, grabados, planes, fotografías, etc. Cada hermana, en su tiempo, ha puesto “su propia piedra”, con sus dones, sus talentos, sus límites, ha dado su vida para servir a la Vida”.

La hermana María: “Para mí, trabajar en los Archivos de la Congregación, es una gracia inmensa. Me encuentro en las fuentes escondidas de los “orígenes”. El corazón me late cuando transcribo la fundación de una provincia, por ejemplo, escribiendo la progresión en el curso de los años y descubriendo que ciertamente “Dios conduce todo”, a través de fracasos, éxitos, recovecos y milagros grandes o pequeños… Leer con emoción lo que ha vivido en un momento dado M. Thérèse Emmanuel, a través de la escritura de una hermana mayor… Sumergirme en las circulares de M. Hélène que comparte sus visitas, sus meditaciones, sus llamadas a la Congregación.. Es como si me encontrase junto a la persona misma recibiendo sus confidencias… Me lleva a una gran acción de gracias…”

Eliane: “He tenido la suerte de conocer mejor a María Eugenia en su canonización. Con Pierre, mi marido, decidimos ir con el grupo de Hermanas. Fue una decisión rápida como si fuera una llamada irresistible. Bajo un diluvio, vivimos un momento inolvidable. Hace varios meses, la hermana Véronique me propuso ayudarla en una tarea que consiste en preservar los documentos del desgaste del tiempo, sobre todo las numerosas cartas de Madre María Eugenia.  Este contacto casi cotidiano con la Santa me la hace sentir más cercana, más familiar. Le hablo, le pido ayuda. Se ha convertido en una amiga y descubro la gracias y el carácter sagrado de tocar sus reliquias, como si tocara las de santa Teresa del Niño Jesús o de santa Teresa de Ávila.

La hermana Marie Yvonne acaba de comenzar su trabajo. Nos compartirá su experiencia en el próximo número de Ecos de Archivos.

La red “En las Fuentes”

Hace ya tiempo iba creciendo el sueño de materializar la relación entre las diferentes Provincias y las personas encargadas de formación a todos los niveles. Se inscribe en la visión de Archivos como un Centro de Recursos en el que cada uno pueda venir a beber en la fuente, alimentarse e intercambiar a partir del patrimonio histórico y espiritual de la Congregación.  En octubre de 2020 se ha enviado una encuesta a estas personas para recoger los deseos, las riquezas, las necesidades. El mismo equipo internacional se ha adaptado al tomar la decisión de reunirse por zoom, una vez al mes. El equipo leerá las respuestas a la encuesta para hacer propuestas gracias a los medios de comunicación a distancia ya experimentados. Pensamos poder proponer muy pronto algunas presentaciones en línea y formación sobre los documentos históricos. Se podrá desarrollar así una red “En las Fuentes” multiplicando los arroyos portadores del carisma de la Asunción.

Hermana Véronique, Archivista de la Congregación

Octubre 2020