local_offer Covid19 ES

Poniendo los ojos en… la provincia de África del Oeste

P eventMiércoles, 14 Abril 2021

El impacto del virus de la Corona en las vidas de nuestra gente.

Introducción. Quisiera señalar que nuestra provincia comprende seis países, todos en África Occidental. Muchos de ellos fronterizos y por lo tanto la gente va y viene por muchas razones.

Desde la aparición de COVID-19, esta pandemia altamente contagiosa, ha afectado a todos nuestros países y tiene muchas repercusiones a todos los niveles. Como todos los países, se han cerrado las fronteras, han prohibido los viajes y han tomado medidas drásticas para luchar contra esta pandemia.

Aspecto económico:

La economía se ha ralentizado desde que se registraron los primeros casos de VID-19. Las medidas adoptadas para prevenir la propagación de la enfermedad están afectando gravemente al sector económico. El cierre de los mercados, los “yaars”, las fronteras internas y externas y al poner toques de queda, impiden inevitablemente el comercio. En este sentido, la economía se ve gravemente afectada por la pandemia.

Lo más difícil para nuestras poblaciones es que la contención, aunque sea parcial, plantea un problema porque la mayoría de nuestros conciudadanos viven día a día para su supervivencia; son artesanos, pequeños comerciantes, agricultores, etc... Casi todos nuestros gobiernos no tienen medios para acompañar y por lo tanto se hace muy duro. Pero la gente sigue confiando y esperando la intervención de Dios para ayudarnos.

A nivel educativo

La propagación de la enfermedad ha llevado, lamentablemente, al cierre de escuelas hasta nuevo aviso. Como resultado, los programas escolares no se completan, las fechas de los exámenes se posponen a fechas desconocidas, las evaluaciones se suspenden, en resumen, se cierra todo el sistema educativo. Esto no está exento de consecuencias para futuros exámenes.

A nivel sanitario

En la mayoría de nuestros países, el sistema de salud deja mucho que desear, pero desde la pandemia, nuestros estados se han estado organizando para encontrar soluciones. Aquí en Burkina Faso, por ejemplo, la solidaridad se ha concretado, en que varias empresas y compañías están ofreciendo al estado dinero y equipo para ayudar a los hospitales y a quienes cuidan a los enfermos con el virus, y agradecemos profundamente esta solidaridad. Los gobiernos han anunciado algunas medidas para reducir los costos de electricidad y agua, pero lo que la gente necesita principalmente son alimentos. Si nuestros países se organizan, pueden encontrar soluciones eficaces contra este virus.

A nivel de nuestras comunidades, mantenemos la alegría de vivir, porque Cristo es el vencedor de la muerte. La Semana Santa tendrá un sabor especial de "muerte-resurrección". En nuestro encierro, nuestras oraciones se vuelven más insistentes y los días de adoración nos hacen bien.

Hermana Marie-Madeleine A. RA, Equipo de comunicación provincial. Arica  Occidental