local_offer Solidaridad

Operación "Tender manos solidarias"

O eventMiércoles, 14 Abril 2021

Este año, todavía muy afectado por la pandemia de COVID-19, los proyectos educativos necesitan ayuda financiera para realizarse.

El Despacho General de Solidaridad propone tres proyectos.

 

EN ASIA

La casa "Vidya Kiran" en Pune, India

Este internado acoge a unas cuarenta niñas procedentes de entornos muy pobres de Pune, ya que sus familias no pueden pagar su escolarización. Las Religiosas de la Asunción han abierto este internado para permitirles seguir su escolarización completa y tener una formación profesional. El año 2020 fue difícil, ya que las escuelas estuvieron cerradas debido al COVID. Sin embargo, la educación continuó on line y se necesitó proporcionar a los jóvenes materiales para que pudieran seguir sus clases. Los gastos directamente relacionados por la pandemia se han sumado al coste del internado, que ahora asciende a 400 euros anuales por cada niña.

 

 

 

EN ÁFRICA

Escuela Santa María Eugenia en Igougouno, Tanzania

La escuela de la Asunción "Santa María Eugenia" de Igougouno, que acoge a niños de primaria y de infantil, se está ampliando rápidamente. Los padres aprecian el proyecto educativo de la Asunción y el número de alumnos aumenta año tras año; en la actualidad hay 329 alumnos. En el comedor faltan mesas y bancos para que todos los alumnos puedan comer en buenas condiciones higiénicas y no sentados en el suelo. La escuela hace un llamamiento al Despacho de Solidaridad de la Asunción (BGSD) para financiar la compra de una treintena de mesas con bancos integrados completas. El precio de una mesa con dos bancos es de 180 euros.

 

 

 

En AMÉRICA DEL SUR

Centro de acogida de Puerto Iguazú en Argentina

En Puerto Iguazú, una pequeña ciudad fronteriza del noreste de Argentina, las Religiosas de la Asunción dirigen un Centro de Día que acoge a niños y adolescentes cuyos padres son demasiado pobres para pagar el mínimo necesario para su escolarización. El Centro les ofrece actividades de aprendizaje, juegos, comida y ayuda psicológica para que puedan integrarse mejor en la sociedad y convertirse en personas independientes. Una subvención de 2.500 euros permitiría al Centro pagar a un educador durante un año.

 

 

 

"...La solidaridad es pensar y actuar en términos de comunidad, de prioridad de la vida de todos sobre la apropiación de los bienes por parte de algunos. También es luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, de tierra y de vivienda, la negación de los derechos sociales y laborales..." El Papa Francisco en "Fratelli tutti" III, 116.

 

 

Gracias por vuestro apoyo.

Para más información y para enviar donativos, póngase en contacto con las Religiosas de la Asunción de su país o con la BGSD, 17 rue de l'Assomption 75016 PARÍS (Francia), o a través del formulario de contacto